Parque Científico y Tecnológico Pacyt: Ejes de su desarrollo y compromisos universitarios

Lunes, Junio 10, 2019

El pasado 10 de mayo, con la toma de razón de la adjudicación de las obras de urbanización del Parque Científico y Tecnológico PACYT Biobío por parte de la Contraloría Regional del Biobío, se aprobó el inicio de las obras que permitirán dotarlo de servicios e instalaciones básicas para su construcción y desarrollo.

A partir de este hecho, como Universidad de Concepción queremos compartir algunos antecedentes relevantes de este proyecto, que en su concepción y desarrollo involucra no solo a nuestra comunidad universitaria y al Gobierno Regional, sino que a toda la Región del Biobío.

Antecedentes

Los parques científicos y tecnológicos representan un modelo sostenible basado en las interrelaciones entre los principales agentes del sistema de innovación que se encuentran en su entorno, es decir, universidades, empresas, Estado y sociedad. La vinculación de los parques con los territorios los ha convertido en instrumentos de desarrollo económico y social de las regiones donde se encuentran, evidenciando con ello su importancia para los lugares donde se ubican, así como su impacto en el resto del país. Junto con ello, están concentrando el talento y el emprendimiento, que constituyen aspectos fundamentales para la creación de nuevos desarrollos con aplicaciones directas en la sociedad.

Es por lo anterior que se ha decidido impulsar la continuidad del proyecto PACYT, entendiendo que dinamizará el desarrollo económico y social, fomentando así la articulación pública, privada, social y académica. El propósito del proyecto se orienta, por tanto, hacia el buen vivir de todos los ciudadanos y ciudadanas de la Región, en la convicción de ser responsables con el desarrollo, la comunidad y sus territorios.

A raíz de esto, la Universidad de Concepción, en conjunto con el Gobierno Regional, constituyeron la Corporación para la Administración del Parque Científico y Tecnológico Biobío, con la finalidad de impulsar la formación de centros de investigación, laboratorios, espacios para la innovación, el emprendimiento y generación de nuevos conocimientos; todos ellos dedicados exclusivamente al desarrollo de la ciencia y la tecnología. El Directorio de esta Corporación, cuenta con miembros designados tanto por la Universidad de Concepción como por el Gobierno Regional, y en el que hay representantes de otras universidades de nuestra región como la Universidad del Biobío y la Universidad San Sebastián, científicos y académicos, y representantes de gremios y empresas de la zona.

Durante el año 2017, la Dirección de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas, realizó una licitación pública para la etapa de urbanización, adjudicándose a la empresa VALKO por M$13.438.615 y 730 días de plazo. En esta fase, que inició el 10 de mayo reciente con la toma de razón de Contraloría, se ejecutarán las vías de acceso, instalaciones sanitarias, lagunas de estabilización, redes eléctricas subterráneas, redes de alcantarillado de aguas servidas, redes colectoras de aguas lluvias y la materialización de lotes y macrolotes urbanizados.

La Universidad de Concepción ha dispuesto restricciones y condicionantes para la ejecución material de las faenas; restricciones para la circulación de personal, vehículos y maquinaria de la constructora en horarios punta de la actividad universitaria; que los excedentes de excavación queden íntegramente en el predio, evitándose así la salida y circulación de camiones con material por el recinto; y el cumplimiento irrestricto a los compromisos ambientales adquiridos en el plan de manejo integral ambiental.

En este sentido, cabe mencionar que el proyecto PACYT ha sido concebido y aprobado cumpliendo cabalmente con la planificación, ordenanza y normativa en el uso de suelo y condicionantes impuestas por los instrumentos de planificación territorial vigentes Plan regulador (PRC) y Plan metropolitano (PRMC).

La Resolución de Calificación Ambiental (RCA), a través de una Declaración de Impacto Ambiental (DIA), se ha obtenido bajo las normativas y legalidad vigentes, y en cumplimiento estricto a las leyes ambientales.

Funcionamiento

La superficie contemplada para el desarrollo de PACYT corresponde a un espacio de 132 hectáreas, de las cuales 91 serán para su desarrollo integral. De ellas, solo 25 hectáreas serán destinadas a la configuración de 40 espacios urbanizables donde se gestionará el desarrollo de infraestructura para las actividades científico-tecnológicas. Las restantes 76 hectáreas, en tanto, serán destinadas a usos como áreas de protección y conservación de flora y fauna nativa, áreas de protección de cauce y áreas de alta pendiente, además de zonas y espacios para la recreación, la contemplación de la naturaleza y la vinculación de los visitantes con el bosque nativo.

En relación a las futuras empresas e instituciones que se instalen, la prioridad estará en concordancia con las líneas estratégicas de desarrollo fijadas por el Gobierno Regional y el país. Éstas deberán cumplir con un perfil: grupos de investigación, desarrollo e innovación; emprendedores; empresas tecnológicas, tanto nacionales como extranjeras; universidades; centros de investigación y desarrollo; unidades de ONGs y organismos internacionales, generando un ecosistema para la innovación. Los criterios que se aplicarán para seleccionar las empresas o usuarios que podrán acceder al PACYT, incluirán que la actividad que desarrollen sea intensiva en conocimiento, que atraigan talentos a la región, que generen empleo calificado e inversión productiva, que parte de los ingresos los inviertan en investigación y desarrollo, y que sus proyectos y operaciones sean amigables con el medio ambiente. Por tanto, no están previstas la venta a terceros, tampoco el desarrollo de proyectos inmobiliarios, ni otros fines distintos a las actividades científico-tecnológicas.

Está contemplado, luego de la etapa de urbanización, un horizonte de 10 años para materializar el 50% de la infraestructura del parque científico, entendiendo que el plazo de consolidación y maduración de este tipo de proyectos es de al menos 25 a 30 años.

Medioambiente

El predio en el que se ubicará el PACYT se encuentra actualmente degradado por acción del ser humano y por especies invasoras. Se ha planificado la restauración ecológica del bosque nativo y de diversas superficies del mismo, permitiendo que recupere sus características ecológicas y ecosistémicas, avanzando con ello hacia una categoría de "paisaje de conservación". Además, junto a un bosque de roble olivillo presente en el lugar, se proyecta un parque botánico, sumando un espacio de investigación, educación y cultura para toda la comunidad.

En este sentido, además, se han comprometido acciones de conservación de la especie endémica cangrejo tigre (investigación, cultivo y repoblamiento), que fuera declarado en extinción y cuya categoría actual es vulnerable.

Por otra parte, la construcción y operación de tres lagunas artificiales regulará el caudal ecológico que se aporta al estero Cárcamo y al hábitat del cangrejo tigre y colaborará con la retención de aguas lluvias que hoy se vierten a la ciudad, con un claro beneficio para sus habitantes, a través de soluciones basadas en naturaleza.

A 100 años del surgimiento de la Universidad de Concepción, este proyecto se impulsa por los mismos objetivos que tuvieron sus fundadores: la generación de conocimiento, innovación y desarrollo tecnológico de alto impacto; la creación de empleo; y el crear un nuevo espacio para la integración e interacción de comunidades. Además, significará dar un paso definitivo hacia la competitividad e internacionalización de nuestra región y del país. Por el desarrollo libre del espíritu.