Vacunación contra la influenza en grupos de riesgo sigue siendo prioridad de la autoridad sanitaria

Miércoles, Junio 12, 2019

La redistribución de dosis, orientada principalmente a los grupos de riesgo, con el objetivo de alcanzar la meta del 85% de cobertura, es el proceso que está desarrollando la autoridad de salud a nivel nacional con respecto a la prevención de los casos de influenza, enfermedad que en la región ha costado la vida de seis personas durante lo que va del año, de las cuales cinco no se encontraban vacunadas.

En conversación con Nuestra Pauta, el Seremi de Salud del Biobío, Héctor Muñoz, sostuvo que el proceso se inició el 14 de marzo pasado, sin embargo, entre la segunda quincena de mayo y los primeros días de junio no se alcanzó la cobertura presupuestada. En este contexto, el aumento de la circulación viral derivó en el incremento en los casos de influenza A tanto h1n1 como h3n2.

El Seremi sostuvo que, considerando el incremento en la circulación viral y la posibilidad de que esta se intensifique en las próximas semanas, la campaña de vacunación se ha extendido, priorizando siempre a los grupos de riesgo: niños y niñas de 6 meses a 5 años, 11 meses y 29 días, adultos mayores de 65 años, enfermos crónicos, trabajadores de avícolas y de criaderos de cerdos y personal de salud. A partir de hoy, indicó, más vacunas llegarán a la región.

Consultado por la evaluación que la autoridad realiza sobre la campaña, Muñoz destacó que, respecto de 2018, la cifra de vacunación en Biobío -también considerando Ñuble-, es más alta y que el porcentaje supera el 83%. Asimismo, indicó que el número de fallecidos es menor que el del año pasado, en el que se registraron ocho víctimas fatales.

Sin embargo, en un contexto de peak de la circulación viral y a fin de evitar más decesos, informó que se está impulsando una campaña de prevención para que las personas que no se vacunaron y que se encuentren con síntomas, se acerquen a los distintos centros de salud. A su juicio, la alarma de los últimos días se generó debido a que los fallecimientos se generaron en un corto plazo de tiempo, lo que provocó un aumento en la solicitud de vacunas.

Finalmente, el Seremi insistió en que las dosis para el público objetivo son un compromiso de la autoridad de salud, pero que el llamado hoy no es a una vacunación masiva, entendiendo que estas semanas marcan el término de la campaña oficial en esta materia.