Radio Online

Twitter

Facebook

Sindicato de algueras utilizará paneles solares en su proceso productivo

Grupo de Energías Renovables de la UdeC apoya el desarrollo de esta iniciativa.


El Sindicato de trabajadoras independientes de pescadoras artesanales y recolectoras de algas de Coliumo (localidad aledaña a Merquiche), nació hace quince años, y desde sus inicios, la señora Sara Garrido ha estado a la cabeza. Sara es todo un personaje, ampliamente reconocido a nivel nacional por su trabajo en el impulso y desarrollo del sindicato, que dicho sea de paso, es el único en el país constituido exclusivamente por mujeres.

Estas mujeres, muchas de ellas jefas de hogar, trabajan tres áreas de manejo: Rari, El Tope y Litril,  donde extraen principalmente la achicoria de mar, alga que se encuentra desde la localidad de Paita (Perú) hasta la Isla Grande de Chiloé, y que se utiliza para la fabricación de sustancias de uso farmacológico y cosmético, y también para consumo humano.

En el año 2010, cuando Chile fue azotado por el terremoto y tsunami, el sindicato fue duramente golpeado, ya que 22 de sus 33 socias perdieron por completo sus viviendas, también perdieron embarcaciones de trabajo, y por supuesto, las áreas de manejo fueron completamente devastadas. Sin embargo, y en palabras de Garrido, la tragedia fue un aliciente para reinventar y fortalecer la organización. Desde entonces, han estado postulando a fondos que les permitan crecer y mejorar su producción, como por ejemplo, a fines del año pasado lograron adquirir un terreno, donde posteriormente construyeron un galpón de 108 m² para acopiar las algas recolectadas, el que además, acaban de equipar con una cinta transportadora y una enfardadora de algas, gracias a la adjudicación de un Fondo de Administración Pesquera (FAP).

El problema que debían enfrentar ahora, era el financiamiento del alto costo eléctrico que el funcionamiento de la maquinaria les acarrearía. Sin embargo, el panorama mejoró cuando conocieron a Natalia Aziares, licenciada en Geofísica y alumna tesista del Doctor Dante Figueroa, profesor de Geofísica de la UDEC y encargado del grupo de Energías Renovables de ese departamento.

 Tras conocer su historia de vida, Natalia no dudó en invitar a Sara Garrido para que juntas buscaran la solución, presentando el proyecto  “Avanzando hacia un proceso energéticamente limpio: Energía Eléctrica Solar para el Sindicato de Algueras de Coliumo”, al Fondo de Protección Ambiental (FPA) del Ministerio del Medio Ambiente, propuesta que se adjudicaron, y que ejecutarán este año.

“El proyecto contempla financiamiento por 5 millones de pesos, y consiste en instalar 4 paneles solares de 300 Watts cada uno en el tejado del galpón del Sindicato, con lo que podrán generar un producto con mayor valor agregado, permitiéndoles disminuir los costos de electricidad generados por la maquinaria que tienen”, explica Natalia. Por otro lado, como el trabajo que el sindicato realiza es estacional, ya que trabajan sólo en época estival, el resto del año se inyectará la electricidad generada por los paneles al Sistema Interconectado Central SIC, lo que les permitirá obtener ingresos extras (según lo permite la Ley 20.571). El proyecto además contemplará otras iniciativas en el ámbito de divulgación científica, ya que  personal de la Seremi de Energía, junto a monitores de la carrera de Geofísica, realizarán varias charlas abiertas a la comunidad, y visitarán escuelas de la zona.

El proyecto fue lanzado el jueves 26 de mayo en el galpón del Sindicato de algueras, ubicado en  Caleta Coliumo, y en la ceremonia participaron las mujeres beneficiadas, además del grupo de Energías Renovables de Geofísica, y Andrea Parra, encargada Regional FPA de la Seremi de Medioambiente de la Región del Biobío.

Nuevas políticas energéticas

En septiembre del año pasado, la presidenta Michelle Bachelet firmó el decreto supremo que aprobó la nueva política nacional de energía de largo plazo para nuestro país. Entre las principales metas de esta nueva carta de navegación, se buscará que al año 2050 todas las familias vulnerables tengan acceso continuo y de calidad a los servicios energéticos, y que el 70% de la generación eléctrica nacional provenga de energías renovables. Es en este contexto que el equipo de trabajo de Energías renovables del departamento de Geofísica, liderados por el profesor Dante Figueroa Martínez, decidió enfocarse en la formulación de proyectos de pequeña y mediana escala, que fueran en sintonía con la nueva propuesta gubernamental, tal como la iniciativa gestionada por Natalia y Sara.

“El propósito principal para nosotros es que nuestros alumnos puedan aplicar lo que han aprendido en cosas concretas, de modo de formar profesionales que en su vida laboral se puedan desenvolver en proyectos de pequeña y mediana escala, que vayan en directo beneficio de la comunidad”, explica Figueroa, quien también participará en la ejecución del proyecto de las algueras de Coliumo. En esta carrera,  el tema de Energías Renovables constituye uno de los pilares formativos fundamentales en la malla curricular de los estudiantes. Por ello, y en vista de la nueva visión país, se decidió que un plus de la carrera sería preparar a los alumnos para que puedan desarrollar proyectos energéticos autosustentables, con visión social, y que apunten a mejorar la calidad de vida de la comunidad.

 

Fuente: Comunicaciones Departamento de Geofísica UdeC