Mundo político del Biobío reacciona al Acuerdo por la Paz Social y la Nueva Constitución

Viernes, Noviembre 15, 2019

Tras una extensa negociación llevada a cabo durante la noche de este jueves en la sede del Congreso Nacional en Santiago, presidentes de once partidos del oficialismo y de la oposición firmaron un Acuerdo por la Paz Social y la Nueva Constitución, que tiene por objetivo dar una salida institucional a la crisis política y social que enfrenta el país.

El anuncio se realizó a las 2:30 de la madrugada de este viernes y es calificado por los firmantes como un “procedimiento inobjetablemente democrático”.

La antesala

Un par de horas antes de unificar los criterios, el diputado del Partido Socialista por el Distrito 21, Manuel Monsalve, planteaba que existía un consenso entre los partidos de la oposición que apuntaba a la Asamblea Constituyente como salida a la demanda ciudadana.

Punto de partida: Plebiscito en 2020

En el Acuerdo se establece que se impulsará un plebiscito en abril de 2020 que resuelva dos preguntas: aprobar o rechazar una nueva Constitución, y qué tipo de órgano debiera redactar una nueva carta fundamental.

En ese aspecto se proponen dos alternativas: una Convención Mixta Constitucional que será integrada en partes iguales por miembros electos para dicho efecto y parlamentarios y parlamentarias en ejercicio; y una Convención Constitucional, cuyos integrantes serán electos íntegramente para este fin. La votación para determinar a los participantes de ambas instancias está planificada para octubre de 2020, conjuntamente con las elecciones regionales y municipales.

La mirada del oficialismo

Jacqueline van Rysselberghe, senadora y presidenta de la Unión Demócrata Independiente (UDI), valoró el acuerdo político logrado y, hace algunas horas, confirmó a distintos medios de comunicación que votará que “no” ante la propuesta de cambio constitucional.

Otro integrante del oficialismo, el diputado Udi por el Distrito 20, Sergio Bobadilla, expresó su satisfacción ante el avance logrado, aunque también esbozó críticas en contra del Partido Comunista por no ser parte de la medida.

Otro de los partidos firmantes es Evópoli, colectividad que –según su presidenta regional en Biobío, Victoria Abarzúa- manifiesta su apoyo a la opción de Convención Mixta Constituyente, tal como vienen discutiéndolo desde la candidatura presidencial de Felipe Kast en 2017.

El lineamiento de la oposición

“Es un paso de los muchos que hay que da para intentar normalizar esta situación. Lo relevante es que este nivel de entendimiento es un punto de partida para enfocarnos también en la urgencia de la Agenda Social”. Con esas palabras reaccionó el Presidente Regional de la Democracia Cristiana, Nicolás Hauri, al acuerdo alcanzado. Además, comentó que como partido van a contribuir a que se logre el cronograma propuesto, reafirmando que optan por la Convención Constitucional.

Por su parte, el Presidente Regional del Partido por la Democracia (PPD), Bernardo Daroch, expuso que la medida “abre un camino institucional para abordar las transformaciones que la gente ha estado pidiendo a gritos durante todas estas semanas”.

Tal como se anticipó algunos días, el PPD –al igual que el resto de la oposición- se inclina por la participación a través de la Convención Constitucional.

Otra reacción la entregó el Diputado Félix González, presidente del Partido Ecologista, quien no participó del acuerdo y planteó que ha sido una mala negociación, argumentando que “necesitamos discutir la ley de fondo que le dará forma al plebiscito y al proceso constituyente, para garantizar que estén los pueblos originarios, la academia, que haya paridad de género y mucha gente independiente sin relación con los partidos políticos”.

Cabe destacar que el acuerdo establece que una vez redactada la nueva Carta Fundamental por el órgano constituyente, ésta será sometida a un plebiscito ratificatorio. Esta votación se realizará mediante sufragio universal obligatorio.

Foto: Agencia UNO