Apicultores de la Región del Biobío podrán aumentar su producción gracias al proyecto FNDR “Transferencia Flora Forestal Melífera para mejorar el negocio apícola del Biobío, Fase II” que ejecuta el Instituto Forestal, organismo adscrito al Ministerio de Agricultura.

El proyecto se lanzó a fines de 2018 y actualmente se están produciendo alrededor de 50 mil plantas melíferas que involucran a especies nativas como Quillay, Boldo, Mardoño, Arrayán, entre otras, con las que este año se espera establecer alrededor de 20 hectáreas de huertos.

Por este motivo, y con el objetivo de monitorear en terreno los avances de la iniciativa, el Seremi de Agricultura, Francisco Lagos, junto al Gerente de la Sede Biobío de INFOR, Álvaro Sotomayor, visitaron apicultores beneficiados de las comunas de Yumbel y Cabrero, donde verificaron los positivos avances.

El Seremi del ramo explicó que, además, se han establecido sistemas de riego en 16 huertos melíferos entre los meses de octubre de 2019 y marzo de 2020, “lo que ayuda al desarrollo apícola y agrícola de la región del Biobío”.

Por su parte, Álvaro Sotomayor, explicó que gracias a este proyecto los apicultores pueden enfrentar de buena forma los fenómenos climáticos como la sequía.

Normalmente dicen que producían entre 30 a 40 kilos por colmena y estos años han producido de 15 a 20 y básicamente ha sido por la escasez de agua, falta de flor y altas temperaturas. Con esto esperamos que ellos vuelvan a la normalidad y que incluso no tengan que movilizar sus colmenas y podrán permanecer en sus huertos porque tendrán diferentes especies que florecen en diferentes épocas del año, de esta forma no tendrán que enfrentar perdidas” señaló.

En ese sentido, María Aguilera, de la localidad de Nahuelcura en la comuna de Yumbel, beneficiada por el proyecto, señaló que, “me va ayudar porque no voy a tener que alimentar a las abejas en tiempos en que no hay floración. Voy a tener y va a haber una continuidad de floración lo que implica no aplicar suplementos artificiales a la colmena”.

Finalmente, Juan Vidal, apicultor de la localidad de los Aromos en la comuna de Cabrero, también destacó que tendrán continuidad de alimento para las abejas. “Es una buena opción porque se plantan especies de varios tipos, entonces esto es como alargar la flora. Hay algunos que florecen en primavera e incluso ahora tenemos unos que están florecidos, como el caso del Arrayán. Es decir, que no vamos a tener uno o dos meses, sino que prácticamente las abejas tendrán alimento para todo el año”, concluyó.