Enel Generación informó que solicitará a la Comisión Nacional de Energía autorizar el cierre anticipado de sus termoeléctricas en la comuna de Coronel: Bocamina I para fines del 2020 y Bocamina II para mayo del 2022, con lo cual se adelantan los plazos planteados en el Plan Nacional de Descarbonización trazados durante el año pasado. La compañía será la primera a nivel nacional en dejar de generar energía en base a carbón.

Paolo Pallotti, gerente general de Enel Chile, afirmó que “un cambio de contexto y la evolución tecnológica de las renovables que hace más eficientes los proyectos, nos permite anticipar el compromiso adquirido con el país cuando suscribimos el Plan Nacional de Descarbonización”.

En esta línea, el ejecutivo agregó que “hemos llevado adelante un proceso para acelerar una transición energética justa hacia una matriz más eficiente, económica y limpia, capaz de sostener el desarrollo del país y, a la vez, reducir su impacto sobre su entorno y el clima. Este es un hito clave que marca la salida de Enel Chile de la generación a carbón en Chile”.

El alcalde de Coronel, Boris Chamorro, calificó este cierre como “un triunfo de la ciudadanía” y destacó el trabajo que organizaciones sociales han dado por años con el objetivo de vivir en un ambiente libre de contaminación.

En tanto, desde el gobierno valoraron el anuncio de la empresa, señalando que va en línea directa con los objetivos planteados por el Ministerio del Medio Ambiente en la región, a través del Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica del Gran Concepción, que busca reducir las emisiones de material particulado.

El Seremi de Medio Ambiente, Mario Delannays, sostuvo que el cierre de ambas centrales pemitirá mejorar la calidad del aire que respiran los coronelinos, e indicó que se mantendrá el trabajo con la comunidad a través del Programa para la Recuperación Ambiental y Social (Pras).

En tanto, su par de Energía, Mauricio Henríquez, destacó que esta medida permite avanzar hacia un país carbono neutral, con una matriz energética eficiente, sostenible y económica para la región y el país.

Desde una vereda política opuesta, el diputado Félix González manifestó que como ecologistas “celebran el cierre de estas centrales, que han afectado la calidad de vida de los habitantes de Coronel, San Pedro de la Paz y Lota” e indicó que seguirán adelante con la comisión investigadora en torno a la contaminación por asbesto y con el proyecto de ley que adelanta el cierre de todas las centrales a carbón en Chile.

Detalles técnicos

Para concretar esta medida, la compañía solicitará formalmente al secretario ejecutivo de la Comisión Nacional de Energía (CNE) que se autorice el retiro final, desconexión y cese de operación de Bocamina I (128 MW) a más tardar el 31 de diciembre de 2020 y de Bocamina II (350 MW) a más tardar el 31 de mayo de 2022.

Esta definición implica adelantar sustancialmente las fechas de cierre comprometidas por la compañía en el Plan de Descarbonización Nacional suscrito con el Ministerio de Energía, que preveía el cierre de la unidad I hacia fines de 2023 y, a más tardar, en 2040 para Bocamina II.

 

Foto: Diario Concepción