“Cobros abusivos” o “alzas desmedidas” o “cuentas excesivas” fueron algunos de los conceptos más recurrentes durante la sesión especial en que el Senado analizó la situación que se ha venido manifestando crecientemente en distintas regiones del país, como es la notoria alza en los cobros de los servicios de electricidad y agua potable.

En la oportunidad también participaron el Ministro Secretario General de la Presidencia, Claudio Alvarado; el Subsecretario de Energía, Francisco López y el Superintendente de Electricidad y Combustibles (SEC), Luis Ávila, quienes informaron sobre las medidas que ha adoptado el gobierno respecto a la materia, fundamentalmente la posibilidad de postergar el pago de algunas cuentas y prorratearlas en las cuentas futuras sin intereses ni multas.

En tal sentido, se informó que desde que se puso en marcha el acuerdo que logró el Ejecutivo con las empresas, se han recibido 100 mil solicitudes de clientes de las empresas y que en los últimos 30 días se han registrado 20.071 reclamos en la SEC por conceptos de facturación excesiva o aumento en los cobros.

A juicio de los senadores que hicieron uso de la palabra, no es suficiente con que exista un acuerdo con la industria, sino que se requiere legislar para garantizar a los usuarios que van a tener una solución en este tipo de situaciones. Por ello, destacaron que la Comisión Mixta de senadores y diputados haya despachado el informe del proyecto de ley que suspende el corte de servicios básicos por no pago en virtud de la crisis originada por el coronavirus, que debería votarse esta semana en Sala.

El senador por Ñuble y Biobío, Víctor Pérez (UDI), sostuvo que “lo que debemos hacer es poder regular y fiscalizar bien como las empresas están calculando el cobro (…) la gente quiere pagar lo justo y el esfuerzo tiene que estar concentrado en fiscalizar los cobros”.

Su par de la DC, Ximena Rincón, manifestó que “en el caso de las compañías eléctricas se han registrado aumentos de cuentas de hasta 100% respecto del mes anterior (…) hemos avanzado en el Parlamento en evitar los cortes y postergar el pago”.

Para el legislador del FA, Juan Ignacio Latorre, esta situación es otra señal de la urgencia con la que se requieren medidas excepcionales como una renta básica. “Estamos en una situación excepcional. La pregunta es cómo ayudamos a las familias a enfrentar y satisfacer sus necesidades básicas”, sostuvo.

Asimismo señalaron que el principal problema se ha visto por el cobro que están haciendo las empresas en aquellos hogares donde no se puede hacer la lectura de medidores de manera presencial, por lo cual se promedian los últimos 6 meses de consumo para enviar un valor estimado. Manifestaron que se han visto cuentas con hasta un 100% más de cobro y que la situación de muchas familias se está tornando muy compleja en un escenario donde también ha habido pérdidas de puestos de trabajo.

Al respecto, las autoridades de gobierno insistieron en que los precios no han experimentado un alza, fundamentalmente por la aprobación de la ley de estabilización de tarifas. No obstante, señalaron que existen sectores que han tenido un mayor impacto en sus cuentas, como los colegios, restaurantes y algunas pymes que están cerradas pero que en virtud del promedio de los últimos 6 meses reciben cuentas mayores al consumo que tienen.

Para los legisladores es fundamental dar una solución a este problema de los servicios básicos y asegurar que nadie vea suspendido el suministro por falta de pago. En tal sentido, enviaron un oficio a la SEC para que informe que grado de fiscalización está aplicando y qué medidas se están tomando.