Hasta los Tribunales de Justicia de Concepción llegaron los afectados por los oleajes en el sector de Boca Sur Viejo junto a dirigentes vecinales y el concejal de San Pedro de la Paz, Luis Islas Cofré, para interponer un recurso de protección en contra de la Armada de Chile.

El motivo, explicó el edil, “es para que la Justicia responsabilice a esta institución por no fiscalizar oportuna y adecuadamente los trabajos de extracción de arena que, una vez realizados durante el primer trimestre de este año, dejaron el entorno abierto a inundaciones de espacios dedicados a la actividad hortícola (como ocurrió el fin de semana pasado) y daños a viviendas y negocios cercanos”.

En la ocasión, los vecinos manifestaron su descontento sirviendo en una mesa hortalizas embarradas, para así demostrar el perjuicio cometido a causa de la negligencia de la Armada y, también, de la Municipalidad de San Pedro de la Paz al no hacer lo suficiente para paralizar las faenas a tiempo.

Lamentablemente quienes tenían como único ingreso económico vender hortalizas, finalmente lo perdieron todo. Con este recurso judicial, queremos evitar que se repita la historia y que se detengan y eviten las autorizaciones de las extracciones de áridos, para proteger a las cerca de 300 familias aledañas a esta playa”, sostuvo Islas.

El concejal señaló haber solicitado al alcalde Audito Retamal que derogara el permiso de tránsito de camiones y que tomara acciones legales para proteger a los vecinos de ese sector, ante lo cual no obtuvo respuestas. Asimismo, agregó que la Contraloría respondió su requerimiento explicando que “estaba impedida de verificar fehacientemente que la extracción se haya realizado en conformidad a las exigencias, límites y modalidad establecida en la autorización”.

Para, Aldo Soto Barra, horticultor que tenía siembras en la zona, visiblemente afectado expresó que “se salió el mar y perdimos todo lo que teníamos sembrado, cilantros, acelgas, todo el esfuerzo y tiempo que habíamos estado ahí. Con esta pandemia ya no voy a poder tener algo”.

A su vez, Eliacer Grandón, quien también comercializa sus productos naturales a negocios y a la Vega Monumental, sostuvo “la extracción de arena en la Caleta Alto del Rey nos perjudicó todas las hortalizas. Nosotros vivimos el día a día y ahora la verdura ha muerto, porque la mar salió y los camiones sacaron arena en la Caleta”.

Con esta acción judicial, señaló el concejal Islas, “iniciaremos también una serie de otros procesos que no sólo prevengan hechos catastróficos, sino que también buscaremos que quienes sean responsables reparen todo el daño causado por sus malas e inoportunas decisiones”.