A través de una declaración pública, un grupo de 240 médicos de Chile y el extranjero manifestaron su preocupación profesional y humana por el estado de salud de los comuneros mapuche que se encuentran actualmente en huelga de hambre en las cárceles de Angol, Lebu, Temuco y el Hospital Intercultural de Nueva Imperial.

En particular, el documento hace referencia a la situación del machi Celestino Córdova y de los comuneros en huelga de hambre por más de 90 días en la cárcel de Angol. Al respecto, la misiva indica que “en los últimos días se han conocido informes de médicos de confianza de los huelguistas y puntos de prensa del Colegio Médico de Chile, que documentan el deterioro en la salud especialmente del Machi Celestino Córdova, y coinciden en el riesgo para su vida de no resolverse esta situación en los próximos días”.

Asimismo, agregan, “en el contexto de la actual pandemia por COVID19, ninguno de los comuneros mapuche condenados (o en espera de condena) por causas del conflicto entre el Estado chileno y el pueblo nación mapuche, ha recibido beneficios carcelarios orientados a la prevención del contagio, lo cual evidencia un trato discriminatorio en el sistema judicial, que agudiza este escenario”.

Antonio Caro, médico del consultorio de Boyeco (Región de La Araucanía) y uno de los firmantes, sostuvo que el documento nació ante la preocupación por la “crisis de Derechos Humanos” que se vive en este territorio y a los informes que indican el deterioro de las condiciones de salud de los huelguistas a medida que se extiende esta protesta, que ya supera los tres meses. Este escenario, afirmó, unió rápidamente a profesionales de Chile y de otros países, quienes incluso sin conocerse entre si, se sumaron a la carta.

En esta línea, afirma la declaración, “emplazamos al gobierno chileno a asumir con urgencia su responsabilidad en la resolución de este conflicto, y llamamos a todos los actores sociales involucrados a sensibilizarse y colaborar para lograr una rápida salida a esta crisis de derechos humanos”. Un aspecto que fue especialmente resaltado por el Dr. Caro.

 

El documento plantea también que “comprendemos que el ayuno voluntario mantenido por Celestino Córdova y los demás comuneros mapuche en huelga de hambre, es una medida consciente y extrema de protesta pacífica, motivada por sus demandas de derechos colectivos, consagrados en tratados internacionales que Chile ha suscrito”.

El profesional se refirió en particular a la situación de Córdova y a la importancia que tiene un machi como autoridad espiritual para el pueblo mapuche.

Finalmente, el Dr. Caro destacó la declaración emitida por la directiva nacional del Colegio Médico en esta misma línea, sumándose al llamado al estado chileno a garantizar la protección de los pueblos originarios, dialogar y cumplir con los acuerdos internacionales.

La “Declaración pública sobre la huelga de hambre en Wallmapu” está disponible en el siguiente enlace.

Fotografía: Manifestaciones en apoyo a los huelguistas (crédito Mapuexpress)