El equipo ICOVID Chile, integrado por la Universidad de Chile, la Pontificia Universidad Católica de Chile y la Universidad de Concepción, presentó su décimo informe con análisis y datos de las dimensiones propuestas para monitorear la pandemia en el país, con información obtenida hasta el sábado 10 de octubre, proporcionada a través de un convenio con el Ministerio de Salud y el Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación.

Según los datos de este último reporte, se observa que los niveles de carga se mantienen altos en 13 de las 16 regiones del país, razón por la que el indicador se encuentra en rojo a nivel nacional, lo que indica la necesidad de tomar medidas urgentes. Esta última semana se ha visto un incremento en el número de casos nuevos por cada 100 mil habitantes a nivel nacional, lo que está marcado por lo que sucede en regiones. En este sentido, la región de la Araucanía muestra la mayor alza, pasando de 16,2 a 25,5 casos nuevos por cada 100 mil habitantes.

El ingeniero y académico de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile, Eduardo Engel, indicó que además de la Araucanía se registran alzas importantes en  las regiones de Arica y Parinacota, O’Higgins, Maule, Biobío y Los Lagos.

 

A partir del análisis realizado por las expertas y expertos de ICOVID Chile, se observa en tanto, que las regiones de Antofagasta y Metropolitana presentan crecimientos que por poco no alcanzan a ser estadísticamente significativos, por lo que también “merecen atención y seguimiento”. Asimismo, la caída de contagios en Magallanes, si bien por poco no alcanza a ser significativa, resulta prometedora.

El indicador de transmisión (R) se mantiene en rojo en todas las regiones del país y a nivel nacional. El médico y académico de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile, Mauricio Canals, planteó su preocupación ante este aumento.

 

En la dimensión de testeo, se observa que la positividad de los PCR a nivel país se mantiene en valores similares a las semanas anteriores, con 5,4% de los exámenes efectuados con resultado positivo (la semana pasada esta cifra fue de 5,7%). Sin embargo, la positividad sigue siendo alta en Magallanes que, con 27,8%, está en una “cifra cinco veces mayor que el promedio nacional”, detalla el informe. En cuanto a la cantidad de exámenes realizados por cada mil habitantes, a nivel nacional se mantiene una buena capacidad de testeo con 10,9 test por mil habitantes en promedio semanal (la semana pasada fue 11,7). Sin embargo, en este punto también preocupa la situación de Magallanes donde se observa una baja importante, de 34,2 a 27,5 tests por mil habitantes promedio semanal.

La dimensión de trazabilidad del informe de ICOVID Chile tiene un componente general (proporción de confirmados antes de 3 días), que se basa en la proporción de consulta temprana (antes de 2 días) y la proporción de confirmación desde el laboratorio al Ministerio de Salud antes de un día. “Hasta fines de septiembre, la proporción de confirmados tempranamente se encontraba entre 30 y 35%, con una tendencia descendente en doce regiones entre la semana del 12 y 19 de septiembre, lo que se puede explicar por las Fiestas Patrias. Desde esa fecha, la consulta temprana ha tenido una tendencia ascendente de 40 a 49%. y la proporción de confirmación del laboratorio al Minsal antes de un día es cercana a 50%, con tendencias estables o ascendentes en 10 regiones del país. Sin embargo, La Araucanía tiene una proporción de 16% y Atacama sólo 4%. Es importante destacar que La Araucanía también tiene una baja confirmación temprana, cercana a 11%”, se explica en el informe.

Para el experto en estadística y académico de la Universidad de Harvard, José Zubizarreta, “en la Región Metropolitana el número de personas contagiadas por cada 100 mil habitantes es menor que en otras regiones del país, pero vemos un alza en el número de reproducción, lo que nos llama a mantener cuidado y gestionar adecuadamente la epidemia”.

 

Finalmente, la capacidad hospitalaria se ha mantenido relativamente estable en el país, con una ocupación entre 77 y 78%, y uso de camas UCI por pacientes COVID entre un 61 y 63%. La variación de hospitalización por COVID sigue con una tendencia descendente (entre -7 y -8%). Sin embargo, hay situaciones locales de alta ocupación (superior a un 80%) en Arica y Parinacota, Tarapacá, Antofagasta, Coquimbo, O’Higgins, Biobío y La Araucanía, y con altas proporciones de uso de camas UCI por pacientes con COVID-19 en Antofagasta y Coquimbo.

Más información sobre datos y el reporte completo en: www.icovidchile.cl