Como “un triunfo para Chile y para la democracia” definió el Intendente de la Región del Biobío, Sergio Giacaman, al plebiscito efectuado durante la jornada de ayer, señalando que el resultado genera una oportunidad “para construir más que destruir”.

La máxima autoridad regional destacó el interés de la ciudadanía, pese a que la participación fue más baja que el promedio a nivel país, un fenómeno que, como explicó, estaría relacionado con la situación de la pandemia de Coronavirus en Biobío.

En ese sentido, junto con señalar que las celebraciones posteriores en el Gran Concepción se realizaron de manera pacífica, con sólo dos detenidos, ahora es momento de “retomar el modo Covid”.

“El día después”

En línea con lo manifestado por el Presidente Piñera una vez conocidos los resultados del referendum, el intendente adelantó algunas de las iniciativas que se promoverán en el último año de gestión, donde la recuperación económica será la meta principal. En la región, se están impulsando más de 141 proyectos, por más de 14 mil millones de dólares, que forman parte del plan de gobierno.

Al mismo tiempo, y entendiendo que el plebiscito marcó el inicio de un intenso periodo de votaciones que se extenderá por alrededor de dos años, entre elección de constituyentes, gobernadores regionales, alcaldes, concejales, cores, parlamentarios, presidente y plebiscito de salida de la nueva Constitución; se trabajará en estrategias para provover la participación ciudadana, siempre teniendo en cuenta las condiciones sanitarias, un aspecto que fue desarrollado por la seremi de Gobierno, Francesca Parodi.

Según el último informe del Servel, en la Región del Biobío, el Apruebo se impuso por un 73,62% de los votos, mientras que el Rechazo alcanzó el 26,38%. Respecto del tipo de órgano constituyente, la Convención Constitucional obtuvo un 76,62% de las preferencias, contra un 23,38% de la Convención Mixta.