El astrónomo Wolfgang Gieren, investigador del Instituto Milenio de Astrofísica (MAS) y del Departamento de Astronomía de la Universidad de Concepción, forma parte del grupo de cuatro científicos que acaba de obtener el “ERC Synergy Grant 2020”, del Consejo de Investigación Científica (ERC) de la Unión Europea. Los fondos adjudicados corresponden a 14 millones de Euros, el mayor presupuesto otorgado a un proyecto de esta naturaleza.

“Sub-percent calibration of extragalactic distance scale in the era of big surveys” es el título del proyecto con el que el Dr. Wolfgang Gieren, junto al Dr. Grzegorz Pietrzynski del Centro Copernicus de Astronomía de la Academia de Ciencias de Polonia, el Dr. Pierre Kervella del Observatorio de Paris-Meudon y la Dra. Bozena Czerny del Centro de Física Teórica de la Academia de Ciencias de Polonia en Varsovia, acaban de adjudicarse uno de los financiamientos más prestigiosos del viejo continente.

La investigación de este grupo de astrónomos tiene como principal objetivo la elaboración de varias técnicas geométricas para medir las distancias a las galaxias a un nivel de precisión sin precedentes, construyendo de tal manera una “escala de distancias”, cuya precisión supera la barrera del uno por ciento, un logro muy importante para muchas ramas de la astrofísica moderna. Una de las técnicas utilizadas es a través del uso de estrellas binarias eclipsantes y las estrellas variables Cefeidas, para lo cual los expertos utilizarán datos de las misiones espaciales Gaia, Kepler y TESS.

En conversación con Radio UdeC, Gieren explicó los alcances del proyecto.

La técnica precisa del uso de Cefeidas será utilizada en conjunto con supernovas en galaxias relativamente cercanas, para determinar la Constante de Hubble H 0 con una precisión del 1%, superando de esta manera lo que se ha realizado hasta este momento, incluyendo el trabajo que en 2011 fue liderado por el astrónomo Adam Riess y que obtuvo el Nobel de Física de ese año.

La Constante de Hubble H 0 mide la expansión del Universo y su variación con respecto a la distancia y actualmente su valor empírico está en conflicto con una determinación basada en observaciones del satélite Planck de la radiación de fondo de microondas (CMB), remanente del “Big Bang”. La confirmación de una genuina discrepancia entre el valor de la expansión del Universo observada en el Universo local y el valor de la misión Planck, basada en el CMB, indicaría la necesidad de modificar el modelo estándar del Universo, introduciendo nueva y hasta ahora desconocida física en los modelos y es aquí donde la investigación de este grupo de astrónomos cobra más relevancia.

Gieren se refirió además al impacto que representa para el equipo investigador contar con el respaldo del Consejo de Investigación Científica de la Unión Europea.

Al mismo tiempo, el proyecto adjudicado, que tendrá seis años de duración, considera el estudio de unos 150 núcleos activos de galaxias (AGN) para determinar la distancia a estos objetos, contribuyendo a establecer de qué manera la Constante de Hubble ha evolucionado en la historia del Universo. Todo lo anterior permitirá también entender la naturaleza física de la llamada “energía oscura”, que está causando la acelerada expansión y que constituye el 70% de la materia-energía total del Universo.

Ello gracias a que el grupo de científicos, y con los fondos adjudicados, instalarán un telescopio de 2,5 metros y una moderna cámara infrarroja en la sede del Observatorio Polaco en el Cerro Armazones, que será dedicado al proyecto de investigación, junto al uso de otros telescopios que se encuentran en los observatorios internacionales del norte del país, tal como lo explicó el investigador de Astronomía UdeC.

El astrofísico concluyó diciendo que “esos telescopios, una vez terminado el proyecto, estarán disponibles por décadas para otros proyectos, es una inversión para siempre”. 

El equipo

Fuente: Instituto Milenio de Astrofísica.