“No quisiera hablar de un sello aún, vengo con mucha humildad a fomentar el diálogo fecundo, que se logra con trabajo sincero, trabajo con todos, y poniendo con altura de miras el beneficio de los habitantes de la región”. Con estas declaraciones, Patricio Kuhn (UDI), asumió este viernes como nuevo intendente del Biobío, tras la renuncia de Sergio Giacaman, quien estuvo durante 574 días en el cargo y cuya dimisión se justificaría en la intención de entrar a la carrera electoral, con miras a un escaño en la Cámara de Diputados por el Distrito 20.

Hasta antes de oficializarse el anuncio, Kuhn se desempeñaba como consejero regional. Por ello, durante la ceremonia de traspaso de mando -realizada en el salón mural Gregorio de la Fuente de la intendencia- agradeció a sus compañeros del CORE y manifestó su interés de continuar el trabajo conjunto para lograr que las decisiones “vayan en directo beneficio de las personas”.

El nuevo intendente, quien es el tercero durante la actual administración del Presidente Sebastián Piñera, dijo que su rol es “una gran oportunidad de servir”.

Sobre los continuos y complejos hechos de violencia que se han registrado con frecuencia en la Provincia de Arauco, Kuhn expresó que “hay que buscar el acercamiento con todos los actores para mejorar lo que está pasando que es una muy mala situación desde el punto de vista de las personas que salen afectadas con la violencia rural”.

La despedida

Sergio Giacaman, el ahora ex intendente, se despidió con palabras de agradecimiento, argumentando que “esta región es distinta a otras y eso quedó en evidencia en este año tan difícil, donde juntos hemos salido adelante en la pandemia, el estallido y la violencia”.

Cabe destacar que durante el mediodía de este viernes, y con motivo del cumplimiento del plazo legal para las renuncias de quienes quieran participar en el próximo ciclo electoral 2021, el Presidente Piñera agradeció el trabajo realizado por las autoridades salientes, y dio la bienvenida a quienes inician sus labores en el Gobierno.