Más de 700 incendios forestales se han registrado en la Región del Biobío en lo que va de la temporada 2020-2021, un 44% más que en igual fecha del período anterior. La cifra preocupa a las autoridades y por esta razón el intendente Patricio Kuhn se reunió con el seremi de Agricultura, Francisco Lagos, y con el director regional de la Corporación Nacional Forestal (Conaf), Francisco Pozo, para abordar el reforzamiento del trabajo preventivo con miras a las fiestas de fin de año y el inicio del verano.

En la oportunidad, el intendente Kuhn afirmó que “revertir estas cifras es tarea de todos. Por un lado, del Estado, pero también hay una tarea que compete a las personas y es redoblar los esfuerzos para evitar riesgos que puedan llevarnos a una emergencia como las que hemos tenido en la región en temporadas anteriores”.

En tanto, el director regional de Conaf explicó que aun cuando se ha podido contener el impacto en hectáreas afectadas por estos siniestros, “claramente no podemos conformarnos con estas cifras, sino incrementar esta estrategia de golpe único de modo de reducir lo más posible el daño a la vegetación, pero aún más importante, reducir significativamente la ocurrencia de incendios y que las personas comprendan que un incendio forestal afecta mucho más que bosque, sino también sus propios bienes”.

Respecto al reforzamiento de las actividades de prevención, el directivo agregó que se han intensificado los patrullajes preventivos en las zonas de interfaz, así como también los puerta a puerta donde se entregan recomendaciones a los vecinos y las acciones en carreteras, junto a Carabineros, Bomberos, Red de Prevención Comunitaria y vecinos.

En relación a los recursos, el seremi de Agricultura, Francisco Lagos, destacó que el Gobierno ha incrementado la fuerza de combate, “ya que se viene un verano muy complejo, muy difícil. Sin embargo, es preciso insistir en que más allá de los recursos con que contemos nosotros y las empresas forestales, lo importante es que las personas sean conscientes, comprendan que evitar las emergencias durante este verano pasa por la prevención, por el cuidado que tengamos hacia la naturaleza”.

 

Para esta temporada, la Corporación ha reforzado sus recursos, contando así con 32 brigadas forestales y un total de 357 combatientes. Junto con ello, seis aviones cisterna con capacidad de 3 mil litros, dos helicópteros medianos y dos helicópteros livianos.