Para garantizar el cumplimiento de la Ley de la Carne el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) de Biobío intensificó las acciones de fiscalización en carnicerías y supermercados estas últimas semanas producto del aumento de la venta de productos cárnicos con motivo de la celebración de Navidad y Año Biobío, actividad en la que esta tarde participó el Seremi de Agricultura, Francisco Lagos, y el Director Regional del SAG, Iván Ramírez.

Al respecto, el Seremi de Agricultura de Biobío manifestó que “el SAG cumple una función muy importante, desde la identificación de los animales en los previos, enseguida las ferias ganaderas, plantas faenadoras, como también el transporte para llegar a las carnicerías”.

Por su parte, el directivo del SAG informó que “en esta fecha aumenta el consumo de carne de la población y nos interesa garantizar que las personas tengan acceso a un producto inocuo, que cumpla con todas las todas las condiciones que se requieren”. En este sentido llamó a la ciudadanía a no comprar carne en lugares que no están autorizados, ya que no dan la seguridad que el producto esté en las condiciones que se requieren.

Al SAG le corresponde fiscalizar la procedencia de la carne, tanto nacional como importada, la nomenclatura de los cortes y la correcta tipificación (V-C-U-N-O) de éstas. En el caso de las ferias de ganado y mataderos verifica el uso del Formulario de Movimiento Animal (FMA), documento obligatorio para el traslado de bovinos, equinos, ovinos, caprinos, porcinos y otras especies desde un lugar a otro, medida establecida en la Ley 20.596 que mejora la fiscalización para la prevención del delito de abigeato, como también el uso del Dispositivo de Identificación Individual Oficial (DIIO) en el caso de los bovinos.