A 72 horas del cierre de la central termoeléctrica a carbón “Bocamina 1”, una de las dos plantas pertenecientes a ENEL ubicadas en Coronel, autoridades regionales y comunales en compañía de dirigentes sociales pidieron al Gobierno Regional tomar parte en el proceso de clausura y, sobre todo, en el cumplimiento de compromisos y soluciones asumidas por la empresa en el ámbito de la salud, vivienda y trabajo.

Encabezados por el diputado (PS) Gastón Saavedra y el alcalde Boris Chamorro, y a través de una carta, solicitaron la supervisión al intendente Patricio Kuhn, en cuanto a la entrega de tratamientos médicos a las víctimas de la contaminación, especialmente niños; la pronta y adecuada reparación de las viviendas de “Villa El Esfuerzo” entregadas a familias que fueron erradicadas, así como un trato justo en el proceso de salida de alrededor de 200 trabajadores.

Este es un hecho inédito en la región pero quedan temas pendientes por los efectos de su funcionamiento por casi 50 años. En materia sanitaria, nos preocupan los niños y niñas de Coronel que fueron expuestos a la contaminación con metales pesados”, dijo Saavedra.

El parlamentario, también integrante de la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara, agregó que “otros temas son las inversiones que deben desarrollarse en la ciudad en coordinación con la municipalidad; las viviendas que quedaron mal construidas y entregadas a las familias erradicadas por ENEL y, por último, la situación de los trabajadores que perderán sus empleos”.

Presente en la reunión, Juana Hernández, presidenta de la Agrupación de niños con metales pesados de Coronel, explicó que representa a unas 60 familias y criticó la nula ayuda recibida. “Hemos hablado con el Presidente de la República, con los ministros correspondientes y, hasta hoy, no hemos tenido ninguna respuesta ni solución sobre un tratamiento médico o seguir”, reclamó.

A su vez, Jessica Pérez, presidenta de la Junta de Vecinos “Villa El Esfuerzo”, relató que “entre 185 y 190 viviendas tienen serias falencias en su construcción, con filtraciones de agua, pisos inestables, problemas eléctricos y de humedad. Se nos prometió una casa digna, pero no se cumplió con los mínimos requisitos”.

El alcalde de Coronel, Boris Chamorro, precisó que le manifestaron al intendente del Biobío su satisfacción, por un lado, pero también su preocupación por los temas pendientes por resolver.

El intendente Kuhn valoró la instancia de diálogo y anunció que el Gobierno “va a colaborar en todos los aspectos“, por lo que va a instruir a “las respectivas seremías cada uno de estos temas para que informen y actualicen sobre estos procesos, para que avancen de la debida forma”, concluyó.

Finalmente, la máxima autoridad del Gobierno a nivel regional destacó el impulso que tiene la generación de energías renovables y limpias por parte del Estado.