Como parte de un proyecto de diversificación, catorce mujeres algueras, pertenecientes a la Asociación Gremial de Pescadores Artesanales, Buzos Mariscadores y Algueros de Caleta Tubul, comenzaron a producir hortalizas bajo plástico para consumo y comercialización, a través del “Programa Mujeres Rurales” del convenio Indap-Prodemu.

El grupo de mujeres, denominado “Agrupación de Algueras Meraki”, inició su trabajo en marzo de 2020, tras una visita realizada por el director regional de Indap, Odín Vallejos; y el jefe del área Indap Arauco, Luis Montes, a la caleta Tubul, donde se reunieron con las mujeres algueras, lideradas por su presidenta Paula Urrutia.

“Cuando nos reunimos con el Director de Indap, él se comprometió de inmediato a apoyarnos, indicándonos los pasos a seguir, lo cual se concretó con la formación del grupo y el ingreso al programa (Mujeres Rurales), comenzando a recibir asesoría técnica e inversiones para la construcción de invernaderos y producción de hortalizas, como: acelgas, cilantro, lechugas, tomates, y pepinos”, sostuvo la dirigenta.

Si bien desconocían por completo la labor agrícola, las ganas de diversificar fueron mayores, implementando durante el primer año de trabajo dos invernaderos de 30×7 y 20×7, además de recibir capacitaciones en empoderamiento personal, desarrollo organizacional, gestión del emprendimiento y técnicas del manejo del rubro hortícola.

El director regional de Indap, Odín Vallejos, indicó que esta agrupación necesitaba diversificar y complementar el trabajo de recolección que por años realizaban. “El que puedan contar con sus propias hortalizas es un tremendo avance, porque les servirán no sólo para el autoconsumo, sino además para comercializar, mejorando su calidad de vida y la de su entorno”, manifestó.

Vallejos agregó que el “Programa Mujeres Rurales” es un instrumento integral que “les ayudará a consolidarse como agrupación, pues busca aumentar la autonomía de las mujeres, mediante el desarrollo de un proyecto asociativo ligado a la entrega de herramientas formativas que favorezcan el empoderamiento e independencia económica”.

Complementario a este proyecto, la agrupación de mujeres estableció una alianza estratégica con la Universidad de Concepción, específicamente con el Centro Interdisciplinario para la Investigación Acuícola (Incar), para recibir capacitación en la reutilización del agua proveniente de la crianza de truchas arcoíris -insertas en un proyecto financiado con recursos de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca)- para el riego de hortalizas.