En palabras simples, la parentalidad positiva se entiende como la disposición afectiva a entender, aceptar y acompañar a niños y niñas en su desarrollo y crecimiento. Potenciar esta práctica a través de una metodología única en el país fue parte del trabajo que el equipo de profesionales del Programa Día a Día UdeC puso en marcha, a través del Proyecto Fondef IDeA “Desarrollo de un Programa de Fortalecimiento de Prácticas Parentales con foco en la Prevención e Intervención Temprana de Problemas y Trastornos de Conducta de Niños y Niñas Preescolares”.

La propuesta generó un programa de postítulo que permitió a profesionales que trabajan en infancia formarse como facilitadores/as de Día a Día UdeC, y asegurar su implementación supervisada en grupos de madres, padres y/o cuidadores de niños y niñas de entre 3 y 6 años de edad.

Al respecto, la Dra. Paulina Rincón González, directora de Día a Día UdeC, se refirió a los principales logros que han podido observar durante la ejecución de la iniciativa.

El equipo investigador estudió la modificación de prácticas parentales, así como la reducción de conductas externalizadas en preescolares. Ello a través de la implementación del programa de entrenamiento Día a Día UdeC como parte del quehacer de los equipos del Programa de Habilidades para la Vida de JUNAEB y de los equipos territoriales de la Fundación Integra, en contextos educacionales a los que asisten gran parte de los niños y niñas de menores ingresos de nuestro país.

En un inicio, los impulsores de la propuesta sabían que en Chile se habían replicado ciertas estrategias, pero no respondían a la idiosincrasia nacional. Por ello, y en palabras de Pablo Vergara Barra, integrante de Día a Día UdeC, “el equipo se propuso al inicio adaptar un programa y después crear uno con todo lo que la cosmovisión chilena tiene de aspectos específicos de la crianza, particularmente desde el constructo de parentalidad positiva”.

Los problemas conductuales representan uno de los motivos de consulta más frecuente en materia de salud. Suelen generar estrés y tensiones en el entorno social y familiar, se relacionan con otras problemáticas graves como fracaso escolar y dificultades en las relaciones interpersonales, y tienden a volverse crónicos.

Con la implementación del programa, Rincón señala que identificaron cambios en ese tipo de situaciones, ya que hubo un aumento de prácticas parentales positivas y más consistencia entre los cuidadores. Además, se produjo una baja en las prácticas punitivas, disminución de comportamientos negativos en niños y niñas, y una reducción de la preocupación que generan esos comportamientos en padres y madres. Otro aspecto importante fue la reducción en términos de maltrato.

En ese contexto, la directora de Día a Día UdeC entregó algunas recomendaciones que permiten fortalecer la parentalidad positiva en circunstancias cotidianas al interior del hogar.

Actividad de cierre

El acto de cierre del proyecto será el 14 de enero a las 12:00 horas, con el webinar “Parentalidad positiva: Estrategias de prevención y promoción en salud mental”.

Las exposiciones estarán a cargo de Paulina Rincón, Pablo Vergara y Vinka Jackson, psicóloga especializada en trauma por abuso infantil y ética del cuidado. Juan Carlos Gacitúa, director de Cicat y Par Explora Biobío, moderará la actividad.

Quienes quieran participar, pueden inscribirse aquí.

Revisa a continuación la entrevista completa: