Reuniones con las autoridades políticas y policiales sostuvo en su visita a la Región del Biobío el coordinador nacional de seguridad para la macrozona sur, Cristián Barra.

El delegado presidencial, cuestionado por su labor ante el incremento de los hechos de violencia en el cono sur de la Provincia de Arauco y la Región de la Araucanía, sostuvo que el desafío es fortalecer “las herramientas con las que cuenta el Estado en democracia” para enfrentarse a la acción de “grupos paramilitares fuertemente armados”.

Durante esta jornada se registran cuatro personas lesionadas, la quema de once camiones en Cañete y el incendio de una subestación eléctrica de Frontel en Arauco.

En esta línea, indicó que uno de los principales problemas es la falta de capacidad logística que permita actuar con mayor rapidez ante los ataques incendiarios y cortes de ruta.

Tras ser consultado por la posibilidad de disponer efectivos militares en la zona, luego de los llamados de gremios empresariales a decretar estado de sitio producto de la actual situación de violencia, Barra insistió en el respeto al “marco de accion de la democracia”, pero no descartó que las FF.AA puedan intervenir, bajo las condiciones del estado de emergencia.

Durante la jornada sostuvo además un encuentro con camioneros afectados por la violencia rural y adelantó que los dirigentes nacionales del sector se reunirán este jueves en La Moneda con el ministro del Interior, Rodrigo Delgado. “No hay un animo de movilización, sino que de seguir avanzando“, aseguró.

Barra estuvo acompañado por el intendente Patricio Kuhn y por el coordinador regional de seguridad, Roberto Coloma. Finalmente, optó por no referirse a la polémica suscitada por las vacaciones del gobernador de Arauco, Óscar Muñoz.