Miles de peces aparecieron muertos en una playa y otros varados en las desembocaduras del Río Laraquete y en el Carampangue en las costas de la Provincia de Arauco, ante una posible asfixia por la menor cantidad de oxígeno en el agua, según informó el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca).

Según la autoridades, en primera instancia, los eventos se deben a la “surgencia”, fenómeno que ocurre por el ascenso de aguas profundas a la superficie, con menos oxígeno y cambios de temperatura, lo que provoca la asfixia en los peces.

Al respecto, el director regional (s) de Sernapesca, Iván Oyarzún, precisó tras registrar el lugar que la cantidad estimada de peces bordea las 3 mil toneladas. Asimismo, indicó que “inicialmente se habló de varamientos, sin embargo los peces ingresaron vivos al río, es decir, hubo una migración” aunque pequeña, no así cuando los peces llegan ya muertos a la orilla de las playas.

En cuanto a las causas que provocarían los ya 20 varamientos a nivel nacional durante el año, 9 de ellos en Biobío, la autoridad señaló que para tener mayores precisiones sobre lo ocurrido, “el Sernapesca logró articular con el Incar UdeC la posibilidad de tomar muestras, lo que ya se está realizando en toda la zona”.

Oyarzún comentó que en todos los varamientos ocurridos ha sido posible levantar información gracias a distintas fuentes de datos, tanto nacionales como internacionales, desde estaciones de monitoreo instaladas en la costa hasta lecturas satelitales de la Nasa, que registran la temperatura superficial de las aguas.

En ese sentido, el director regional (s) de Sernapesca destacó que en particular, los resultados obtenidos en el río Carampangue, leídos en ese mismo lugar, mostraron que las concentraciones de oxígeno estaban entre 0,01 y 2 mg/L, considerando que los peces entrarían en anoxia con parámetros de 5 mg/L de oxígeno en el agua hacia abajo.

Asimismo, agregó que “este fenómeno no es distinto a lo que ocurre todos los años, salvo que ahora se han concentrado en nuestra región”, y destacando que ahora será la academia la que tendrá que investigar la gran cantidad de factores que intervienen en estas situaciones y analizar todos los datos recogidos.

Finalmente, el director regional (s) de Sernaspesca, Iván Oyarzún, manifestó que algunos académicos han asociado estos varamientos al fenómeno de “La Niña”, lo que podría explicar las variaciones de temperatura y oxígeno en las aguas.