Este lunes 1 de marzo se inicia oficialmente el año escolar y desde la Seremi de Educación se informó que el 100% de los establecimientos educacionales ya presentaron su Plan de Funcionamiento 2021, el que junto a las medidas regulares de prevención del Covid-19, establece otras como el aforo máximo de estudiantes por recinto, horarios diferidos y modalidades mixtas de enseñanza.

“Paso a paso, Abramos las escuelas” es el nombre del proceso de retorno gradual, seguro y voluntario a clases presenciales que se ha impulsado desde el Gobierno, y que comienza su aplicación la próxima semana.

En su discurso realizado el pasado martes, tras una reunión donde participó el Ministerio de Educación, el Colegio de Profesores, de Salud, padres y apoderados, el presidente Sebastián Piñera, indicó que “este proceso comienza el 1 de marzo y va a continuar día a día y se va desarrollar de forma gradual y por etapas, hasta llegar a todos los niños“.

Además, el mandatario explicó que “serán los padres y apoderados quienes decidirán libremente cuándo enviarán a sus hijos a los colegios”.

Dentro del plan se establece una modalidad mixta, con elementos de presencialidad y trabajo remoto, y se responsabiliza a los establecimientos educacionales para dar cumplimiento a los protocolos sanitarios establecidos por el Mineduc y el Minsal.

En concreto sólo se realizarán clases con 11 estudiantes como máximo, existirá un control de ingreso y salida, sanitización de espacios comunes, horarios diferidos, distanciamiento físico, uso de mascarillas y protectores faciales, entre otras.

Felipe Vogel, Seremi de Educación, indicó que “todos los establecimientos presentaron ante el Ministerio de Educación hasta el 8 de enero, un plan de funcionamiento el cual tenía distintas aristas, una pedagógica, una psicoemocional y la tercera de seguridad, este les da herramientas para que ellos tomen decisiones de acuerdo a sus contextos”.

Además, insistió que la asistencia a clases es un proceso voluntario, donde deben ser los padres y apoderados quienes opten por hijos.

Alcaldes

Distintos alcaldes del Gran Concepción han manifestado una posición contraria a la de Piñera, y califican de irresponsable la actitud del Gobierno, ya que no se ha tenido en cuenta la gran cantidad de casos nuevos de coronavirus registrados en la zona – al 25 de febrero la región contabiliza 632 casos nuevos y 3.093 activos- el proceso de vacunación que continúa en curso y la falta de diálogo con algunas de las partes involucradas.

Henry Campos, alcalde de Talcahuano, indicó que “hoy es mucho más importante la vacunación de las personas, seguir con esta potente campaña, y esperar unos días hasta que podamos garantizar la salud pública. Hemos definido como Municipalidad que a partir de marzo iniciaremos las clases pero no de forma presencial, sino vía remota como se hizo en 2020”.

Una opinión similar tiene el alcalde de Concepción, Álvaro Ortiz, quien acusó de tozudo al Gobierno por intentar llevar a cabo el retorno a clases, considerando la gran cantidad de casos positivos de covid-19, que se registran aún en el país. “En las comunas del Gran Concepción la cifras no son alentadoras”.

Por su parte, José Antonio Rivas, alcalde de Chiguayante, manifestó que “todo se puede postergar para cuidar la vida, por lo tanto, nos interesa mucho la vida de nuestros jóvenes y niños, pero también de los funcionarios que trabajan en los establecimientos educacionales, si eso está primero y está salvaguardado, entonces podemos volver a clases, y si no es así deberíamos establecer otros mecanismos”.

Según la información disponible en la página oficial del Minsal, en el país han sido inoculadas un total de 3.152.171 personas. Actualmente esa cifra en la región del Biobío alcanza los 309.523 vacunados.