Entendiendo el rol de este elemento en el resguardo de la salud, una empresa chilena presentó una tecnología única en el mercado. Se trata de una mascarilla médica autodesinfectante, que posee una película cristalina con una combinación de Nanopartículas de plata y cobre, capaz de eliminar el 99% de los virus y bacterias que toman contacto con la capa exterior.

La mascarilla “Diamant NanoTech”, de la empresa nacional Deysa Care, fue posible gracias a la creación de sus propias nanopartículas por un equipo de científicos de Chile, EE.UU y la India, con más de 12 años de experiencia en su estudio y desarrollo.

Lograron la formulación de nanopartículas perfectamente sintetizadas y recubiertas bajo una técnica única que garantiza una eficacia antiviral / microbiana 5 veces más rápida que las Nanopartículas tradicionales, además de una duración de esas propiedades 3 veces mayor. Asimismo, gracias a su recubrimiento aseguran una emanación controlada de iones sin presentar riesgo alguno para el usuario.

Cabe destacar que la tecnología desarrollada por la compañía permite aplicar las Nanopartículas sin perjudicar la producción a gran volumen, lo cual deriva en una mascarilla accesible a todo consumidor a un costo menor en comparación con otras opciones reutilizables existentes en el mercado.

En Nuestra Pauta conversamos con José Olivares, Gerente de Operaciones de Deysa Care, quien detalló que llevan meses desarrollando estas mascarillas con propiedades antivirales y desinfectantes, que se puede usar entre 2 a 3 veces, con los efectos positivos en términos de salud, contaminación ambiental y ahorro que ello implica”.

Esta mascarilla pasa a ser un agente de prevención activo, evitando la contaminación cruzada“, complementó.

Olivares señaló que asumieron dos desafíos, por un lado, conseguir un producto con valor agregado y que, por otro, pudiese ser de consumo masivo.

La aplicación de las nanoparticulas se realiza por medio de un sistema de vanguardia que usa la atomización ultrasónica para distribuirlas uniformemente sobre la tela abarcando toda la superficie.

Siendo una industria 100% chilena sabíamos que la solución estaba en las nano partículas de cobre y plata, con las propiedades bactericidas que científicamente han demostrado distintos laboratorios alrededor del mundo. Pero al mismo tiempo las nano partículas representaban un problema pues encarecían el costo. Una contradicción considerando que el cobre, al ser un recurso de todos los chilenos, debería estar al alcance de todos” señaló el representante de la compañía.

La mascarilla es resultado de un trabajo en conjunto entre la empresa Deysa Care y la Universidad de Santiago, lo que para Olivares es consecuencia de cómo hemos reaccionado, como país, a la crisis sanitaria.

De acuerdo al gerente de operaciones de la empresa desarrolladora, la mascarilla  cuenta con un 99% de filtración bacteriana y, con la cuarta capa de protección de nano partículas en la cara externa, es auto desinfectante.

Por otro lado, al ser auto esterilizante (o auto desinfectante) se puede reutilizar hasta 3 veces, reduciendo la contaminación y el costo por uso.

Escucha aquí la entrevista completa con José Olivares, Gerente de Operaciones de Deysa Care.