En la noche de este miércoles, el Presidente de la República, Sebastián Piñera, realizó una cadena nacional para anunciar los detalles de la reforma de pensiones que buscará impulsar en el Congreso.

Todos sabemos que esta Reforma es urgente y necesaria. La inmensa mayoría de los chilenos quiere que se respeten y protejan sus ahorros previsionales, y quiere también, introducir mayor solidaridad a nuestro Sistema de Pensiones“, sostuvo Piñera.

Asimismo, indicó que se han generado “legítimas diferencias de opinión respecto de esta Reforma“.

Principales ejes de la reforma

Pilar Solidario
Se amplía la cobertura del Pilar Solidario a la clase media, pasando del actual 60% a cubrir el 80% de la población del país. Con esto serían 480 mil las pensionadas y los pensionados que se verían beneficiados, llegando a un total de 2 millones de jubilados que reciban aportes de dicho pilar.

Además, se aumenta la actual Pensión Básica Solidaria de forma de que esta no esté por debajo de la línea de la pobreza. De la misma manera, anunció una mejora de los Aportes Previsionales Solidarios.

Junto con lo anterior, esta reforma también anticipa el reajuste a los pensionados de entre 65 y 74 años beneficiarios del Pilar Solidario, que correspondía el 1° de enero del 2022.

Pilar Contributivo
En otra línea, el jefe de Estado anunció el fortalecimiento del Pilar Contributivo, donde buscará “incrementar en forma gradual en 6% el aporte del empleador al ahorro previsional de los trabajadores“. Dicho ahorro será administrado por una Agencia Pública denominada Consejo de Administración de Seguros Sociales (CASS).

Piñera no modificó su idea de que la mitad de esta contribución adicional vaya a las AFP, es decir un 3%, irá a una Cuenta de Ahorro Previsional perteneciente a cada trabajador. “En régimen, este ahorro adicional de 3% incrementará las pensiones de los futuros pensionados en un 30%“, aseguró.

Al momento de la jubilación, este Ahorro Previsional Adicional se sumará al Ahorro Previsional Individual que cada trabajador tiene en su cuenta de AFP. Además, dichos ahorros serán de propiedad del trabajador y son heredables.

El otro 3% irá a un nuevo Programa de Ahorro Colectivo y Solidario (PACS) para financiar lo siguiente:

  • Aumento inmediato de 2,7 UF en la pensión, es decir, $79.135 mensuales, para las actuales pensionadas mujeres, mayores de 65 años que hayan cotizado al menos 8 años.
  • Aumento inmediato de 2 UF en la pensión, es decir, $58.618 mensuales, para los actuales pensionados hombres, mayores de 65 años que hayan cotizado al menos 12 años.

Este aumento de pensiones también se hará extensivo a los futuros pensionados mayores de 65 años.

A los beneficios anteriores se suma un incremento por cada año cotizado en el Programa de Ahorro Colectivo Solidario (PACS).

El mandatario ejemplificó que “una pensionada mujer con 10 años de cotizaciones en este nuevo programa recibirá, producto de estas mejorías, un incremento en su pensión mensual de $ 90.859“.

Garantía de Pensión Mínima
El proyecto de reforma garantiza, de acuerdo a lo expuesto por el Presidente, que todos los nuevos pensionados, que hayan tenido 30 años de cotización y al menos 10 años de cotización en el Programa de Ahorro Colectivo Solidario (PACS), una pensión igual o superior al actual salario mínimo, es decir UF 11,1, equivalentes hoy a $ 325.330.

Seguro y Subsidio de Dependencia
Junto con todo lo anterior, el Presidente Sebastián Piñera, dio a conocer la creación de un Seguro y Subsidio de Dependencia Severa, para dar apoyo económico a los mayores de 65 años que requieren ayuda de un tercero para realizar sus actividades de la vida diaria.

Este seguro financiará una pensión adicional, creciente con los años de cotización y con un mínimo de 3 UF mensual, es decir, $ 87.927“, detalló.

Además, quienes no tengan a este nuevo Seguro de Dependencia podrán acceder a un Subsidio de Dependencia, que otorgará un beneficio adicional de entre $60 y $80 mil mensuales, a los pensionados dependientes severos que pertenezcan al 80% de los hogares más vulnerables.

Reforma a las AFP
El proyecto también contempla una reforma a las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), con el objeto de lograr “mayor competencia y transparencia” al sistema, al mismo tiempo que busca “bajar los cobros de comisiones y lograr una mayor participación de los afiliados“.

La iniciativa creará Administradoras de Fondos de Pensiones sin fines de lucro u organizadas como cooperativas.

Además, permitirá la posibilidad que las administradoras puedan distribuir utilidades entre sus afiliados y ofrecer comisiones diferenciadas, según permanencia y tamaño del grupo que se incorpora.

Según el mandatario, también se logrará una mayor participación de la “Comisión de Usuarios del Sistema de Pensiones” en la designación de directores en las sociedades donde se invierten los fondos previsionales y la creación de Comités de Afiliados en cada AFP.

Otro anuncio fue el fortalecimiento de los mecanismos de licitación de los flujos de nuevos entrantes al sistema de pensiones, para reducir las comisiones cobradas.

Finalmente, dicho proyecto establece como requisito que las administradoras que tengan rentabilidad negativa e inferior a la de un portafolio de referencia, devuelvan hasta un 20% las comisiones cobradas a sus usuarios.