Las comunas de Tomé, de la Provincia de Concepción, y Los Ángeles, de la Provincia de Biobío, registran la mayor cantidad de ocurrencia de incendios forestales de la temporada, en sus respectivos territorios. Es por ello que la Corporación Nacional Forestal (CONAF) intensificó sus acciones preventivas a través de operativos carreteros, donde se busca que la comunidad comprenda los daños que producen los incendios forestales en el ámbito económico, social y ambiental.

En Los Ángeles, personal técnico de Conaf Biobío, junto a Forestín, la Red de Prevención Comunitaria, CMPC y Carabineros de la Tenencia Centenario, realizaron un operativo carretero en el sector Avenida Las Industrias. En el lugar se entregó material informativo con recomendaciones para generar espacios de autoprotección en los hogares, con medidas simples como realizar poda de los árboles cercanos a las viviendas o eliminar pastizal seco.

En tanto que en la comuna de Tomé se realizaron dos jornadas de difusión masiva. La primera en Dichato, y la segunda en Punta de Parra. En ambos operativos, se contó con la colaboración de la Red de Prevención Comunitaria y Carabineros de la Primera Comisaría de Tomé. En las actividades se reforzó el número de emergencia 130 de Conaf, junto con entregar trípticos informativos sobre medidas preventivas para evitar conductas de riesgo y accidentes que puedan provocar un incendio forestal al momento de realizar actividades al aire libre.

El director regional de Conaf, Francisco Pozo, indicó que se siguen ejecutando actividades preventivas “con todos nuestros equipos en los distintos territorios, pero tomando todos los resguardos sanitarios al encontrarnos en cuarentena en varias comunas de la región. Por qué nos hemos concentrado en Los Ángeles y Tomé, porque el número de incendios en ambas comunas ha sido muy alto. En el primer caso, Tomé, se han registrado 177 incendios forestales, siendo la comuna líder de ocurrencia de incendios en la Provincia de Concepción, lo cual nos preocupa enormemente. Misma situación con Los Ángeles, donde en lo que va de temporada han ocurrido 160 incendios, un 7% más que en el verano anterior”.

A pesar de la alta cifra de incendios, que a nivel regional alcanza los 2.327, el directivo precisó que “gracias a los trabajos de silvicultura preventiva que hemos realizado durante todo el año, y al gran desempeño de nuestros brigadistas, los de empresas forestales y bomberos, a la fecha llevamos un 65% menos de superficie afectada por incendios. Pero insistimos que la colaboración y compromiso de la comunidad en la prevención de estos incendios es vital para que estas cifras no sigan aumentando”.

Las comunas de Tomé y Los Ángeles forman parte del programa “Prevención de incendios forestales en zonas de interfaz”, financiado por el Gobierno Regional. En estas comunas, debido a su alta ocurrencia de incendios forestales, Conaf intensifica sus actividades de prevención durante todo el año, con el objetivo de disminuir el impacto social, ambiental y económico que producen estos siniestros en zonas de interfaz.