Este martes las autoridades sanitarias del Biobío confirmaron la muerte de una niña de 11 años producto del Síndrome Multisistémico Inflamatorio Pediátrico, también conocido como PIMS, enfermedad asociada al Covid-19. La menor ingresó al Hospital Regional Guillermo Grant Benavente (HGGB) el 23 de febrero, derivada desde Chillán, y falleció durante la tarde ayer.

Según informó el Dr. Alejandro Torche, director (s) del HGGB, la paciente presentó falla renal y encefalopatía, entre otras patologías. Sobre el origen de la enfermedad, el médico aclaró que “la paciente fue contacto estrecho de su madre, por lo que probablemente tuvo Covid-19, pero no se detectó, porque transcurrido el tiempo muchas veces no se puede precisar con PCR”. 

Torche informó que otro menor de 4 años, con PCR positivo, está siendo atendido por el mismo síndrome.

“Este es el segundo caso a nivel nacional de fallecimiento asociado a este síndrome”, dijo el seremi del Salud del Biobío, Héctor Muñoz, agregando que “le pedimos a la jefa de Salud Pública que se pueda hacer una secuencia genética de los distintos casos. Hemos visto en otros países que otras variantes de la enfermedad que son agresivas afectan también a los menores”. 

Finalmente, el seremi de Salud expuso que “el llamado es a observar en casos positivos y brotes familiares, monitorear a los menores de 19 años”.

Desde el inicio de la pandemia, en el Hospital Regional se ha atendido a 5 menores con diagnóstico de PIMS.

PIMS

Según el portal de Clínica Las Condes, el Síndrome Inflamatorio Multisistémico afecta a niños de edades variables, pero habitualmente mayores de 5 años, y se manifiesta entre 2 a 6 semanas luego de haber estado contagiado de coronavirus. Es una híper respuesta inmunitaria asociada a la infección por Covid-19 que produce un cuadro inflamatorio generalizado que, de no tratarse a tiempo, puede traer importantes compromisos como la inflamación del miocardio y alteración de las arterias coronarias.

Los principales síntomas asociados a este cuadro son: fiebre, síntomas digestivos o dolor abdominal intenso y cambio de coloración o manchas en la piel, boca u ojos. En algunos casos también pueden presentar vómitos, diarrea, edemas, conjuntivitis sin secreción, entre otros.