Tras el anuncio del Presidente Sebastián Piñera este domingo, respecto a presentar un proyecto de reforma constitucional con el fin de aplazar las elecciones del 10 y 11 de abril, diversas figuras políticas reaccionaron, manifestando que la decisión es “sensata”, sin embargo afirmaron que esta debe sumarse a garantías de fortalecer las medidas para enfrentar la pandemia.

Si bien la mayoría aseguró que respaldará la iniciativa, sectores de la oposición responsabilizaron al Ejecutivo por un “nefasto manejo de la pandemia” e incluso asurcaron “negligencia” de su parte.

Uno de los primeros en referirse al discurso del Mandatario fue el presidente de la Cámara de Diputados, Diego Paulsen (RN), quien reiteró su “compromiso para tramitar todas las iniciativas que nos permitan realizar las próximas elecciones de manera segura” y adelantó que “mañana (hoy lunes) coordinaremos una reunión con la mesa del Senado para agilizar todas las reformas“.

Desde la oposición, el senador Alfonso de Urresti (PS), adelantó que respaldará el proyecto. “La salud de los habitantes de Chile es la primera preocupación, pero también el avance de los procesos democráticos“, expuso.

En tanto, con una mirada más crítica, la diputada del PDD y presidenta de la comisión de Gobierno Interior de la Cámara, Andrea Parra, llamó al Gobierno a “que expliquen cómo piensan sostener esta propuesta en términos sanitarios y de ayuda social. La conducta irresponsable del Gobierno da escasas garantías de que las elecciones puedan realizarse en mayo“.

El absoluto fracaso del gobierno frente a la Pandemia obliga a postergar las elecciones. Es el resultado de los permisos de vacaciones, de la normalización forzada, del retorno a clases y de la falta de apoyo a las familias para que pudieran cuidarse“, agregó al respecto el aspirante a La Moneda y alcalde de Recoleta, Daniel Jadue.

Por otro lado, el presidente del Partido Progresista, Camilo Lagos, respaldó el Proyecto de Reforma Constitucional que reagenda los comicios del 10 y 11 de abril debido a la emergencia sanitaria, e instó a suspender el periodo de propagandas políticas hasta dos semanas antes de la nueva fecha de elecciones.

La presidenta de la Cámara Alta, en tanto, la senadora Yasna Provoste (DC), manifestó que “la postergación de las elecciones requiere soluciones que den garantías a toda la ciudadanía. Además, medidas sanitarias y económicas que le den sentido a este cambio. De lo contrario nos encontraremos en 5 semanas con una situación igual o peor“.

Con lo anterior, informó que convocó a un “diálogo amplio de todos los partidos y movimientos de la oposición, incluidos aquellos sin representación parlamentaria“, para analizar el escenario, encuentro que se desarrolla a esta hora de forma telemática y al que están convocados presidentes, secretarios generales y jefes de bancadas de ambas corporaciones.