La subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell, fue la encargada de informar las nuevas medidas dispuestas por el gobierno ante el actual contexto sanitario.

Los anuncios de la autoridad consideran, en primer lugar, la restricción de los viajes al extranjero por el plazo de 30 días, tanto para ciudadanos chilenos como extranjeros residentes. Solo en caso de motivos urgentes y calificados de carácter humanitario, tratamientos de salud o gestiones imprescindibles para la marcha adecuada del país, se permitirá una autorización extraordinaria a través de Comisaría Virtual.

Durante este periodo, además, estará prohibido el ingreso de extranjeros no residentes en Chile, con excepción de aquellos debidamente autorizados por la autoridad consular chilena en el país de origen, bajo criterios sanitarios.

Por otra parte, se exigirá que los choferes de camiones que ingresen por frontera terrestre, cuenten con un PCR negativo de máximo 72 horas. Además, se realizarán exámenes aleatorios de antígenos a choferes que ingresan al país. En el caso de que uno de ellos tenga examen positivo al Coronavirus, ingresará a una residencia sanitaria y la empresa transportista deberá hacerse cargo de la operación de la carga y del camión.

Ajuste a los permisos, giros y servicios esenciales

A partir de las 05:00 horas del lunes 5 de abril, se limitarán los permisos de desplazamiento individual. Para comunas en Fase 1, se autorizarán dos permisos semanales y solo uno de ellos se podrá utilizar los fines de semana y festivos.

Respecto del aforo para cultos religiosos, para las comunas en cuarentena se permitirá un máximo de cinco personas que puedan asistir al ministro de culto.

Para la obtención del Permiso Único Colectivo (PUC), se deberá informar el total de trabajadores de la empresa, el número de trabajadores esenciales que requieren de dicho permiso y la labor esencial que realiza ese funcionario.

Se entenderá como actividad esencial aquellas que no pueden ser realizadas telemáticamente y que son imprescindibles. Por lo que quedan fuera labores administrativas, contables, financieras y de asesorías y de consultorías. Esto rige, tanto para trabajadores del sector público como privado.

Por otra parte, se eliminarán de manera temporal -por 15 días inicialmente- los giros esenciales referidos a la venta al por menor de prendas y accesorios de vestir; calzado en comercio especializado; y venta al por mayor de perfumes, tocador y cosméticos.

Se restringirá la definición de bienes esenciales de uso doméstico, quedando como aquellos bienes o servicios que tienen por fin ser utilizados por las personas dentro del domicilio y que son imprescindibles para la subsistencia (alimentos, medicamentos, artículos de aseo e higiene personal), el teletrabajo, la educación a distancia y la conservación y seguridad del inmueble.

También se limitarán los productos comercializados en supermercados en comunas en fase 1 y 2, permitiendo la venta de productos que califiquen dentro de la nueva definición de bienes y servicios esenciales de uso doméstico (incluidos los supermercados).

Además, los comercios deberán exigir el permiso de desplazamiento general o permiso único colectivo de mayorista esencial a aquellas personas que deseen ingresar a los mismos.

“Un último esfuerzo”

Desde la Región del Biobío, el seremi de Salud, Héctor Muñoz, entregó más detalles acerca del funcionamiento estas medidas y llamó a los empleadores a acatar y sumarse a lo que definió como “un esfuerzo gigante”.

La autoridad sanitaria indicó que se fiscalizará el cumplimiento de las nuevas definiciones y que, si es necesario, se clausurarán las empresas, comercios u oficinas que incumplan estos protocolos. En el caso del comercio, afirmó que “esperamos que todos estén cerrados y no tengan que exponerse a multas o sanciones, porque no es nuestra idea. Sabemos que lo han pasado mal, pero esta es una situación difícil. Se están perdiendo muchas vidas y hay que hacer este esfuerzo”.

Quien también insistió en el llamado a la ciudadanía fue el director del Servicio de Salud Talcahuano y coordinador de la red asistencial en Biobío, Carlos Vera, quien recordó que a pesar de los esfuerzos por aumentar la capacidad, el número de camas críticas en la región y el país “es finito” y que la alta ocupación producto del covid está impidiendo cirugías y la atención a otros pacientes.

Finalmente, se dispuso adelantar a las 13:00 horas de este jueves el inicio de los cordones sanitarios establecidos en cuatro zonas del país, entre las que se encuentra el gran Concepción. Dicha medida se mantendrá hasta las 22:00 horas del domingo 4 de abril.