El Congreso despachó la reforma constitucional que confirma la postergación de las elecciones de convencionales constituyentes, gobernadores regionales, alcaldes y concejales, al fin de semana del 15 y 16 de mayo.

Uno de los principales nudos en esta materia era la situación de los alcaldes en ejercicio, quienes abandonaron sus cargos el 11 de marzo, según la exigencia legal, para enfrentar el último mes de campaña.

El cambio de fecha de los comicios generaba una laguna que fue materia de discusión en ambas cámaras y en la comisión mixta encargada de resolver las controversias del proyecto. Finalmente, tras el rechazo del informe emanado desde esta última instancia, se estableció que los alcaldes y alcaldesas podrán retornar a sus cargos a partir de la promulgación de esta reforma -programada para la tarde de hoy en La Moneda- y hasta el 15 de abril, treinta días antes de la elección.

En la provincia de Concepción, solamente los alcaldes de San Pedro de la Paz, Hualqui y Santa Juana no repostulan a sus cargos, porque lo que cerca de una decena de jefes comunales en busca de un nuevo periodo podrán regresar al municipio durante una semana.

En esta situación se encuentra la alcaldesa de Hualpén, Katherine Torres; y los alcaldes de Concepción, Álvaro Ortiz; de Florida, Jorge Roa; de Talcahuano, Henry Campos; de Chiguayante, Antonio Rivas; de Penco, Víctor Hugo Figueroa; de Tomé, Eduardo Aguilera; de Coronel, Boris Chamorro; y de Lota, Mauricio Velásquez.

El retorno de los jefes comunales genera inquietud entre sus rivales, quienes plantearon su preocupación por un eventual uso del cargo para actos de campaña, por sobre sus funciones formales.

Antonio Rivas, candidato a la reelección por Chiguayante, sostuvo que esta situación debió ser resuelta con mayor rapidez y recordó que si bien los alcaldes dejarán sus cargos el jueves 15, no podrán retomar la  campaña hasta el 29 de abril, según los plazos establecidos en la nueva normativa. En el actual contexto, recalcó, el regreso de los alcaldes es necesario, porque les corresponde conducir procesos políticos en representación de su ciudad, no sólo actos administrativos.

Respecto de las críticas a la figura del alcalde/candidato, Rivas sostuvo que  “tengo confianza en las instituciones que supervigilan la conducta de las autoridades políticas (…) cada día somos más los alcaldes fieles a nuestros cargos y tenemos claro que siempre es bueno separar los mundos, las tareas y las oportunidades”.

Asimismo, Álvaro Ortiz, quien busca un tercer periodo encabezando la municipalidad de Concepción, afirmó que la prioridad en su retorno será atender los temas relacionados con la pandemia, manifestando además su orgullo por la gestión del personal municipal.

Desde el lado de quienes enfrentarán a los “incumbentes” en las urnas, Ornella Concha, postulante del Frente Amplio a la alcaldía de Hualpén, apuntó a la necesidad de “igualdad de condiciones” durante este periodo. Que los alcaldes retomen sus cargos, declaró, puede llevar a la toma de decisiones con fines electorales, especialmente preocupante en el actual contexto sanitario.

Esta visión fue compartida por Camilo Riffo, candidato independiente al municipio de Concepción, quien sostuvo que el retorno por ocho días de alcaldes “más preocupados de la elección” va en contra de la “estabilidad en la función municipal”.

De acuerdo con lo resuelto por el Congreso, durante el período en que las campañas se encuentren suspendidas, quedan prohibidos tanto los aportes económicos como cualquier tipo de propaganda.