Tras un mes y medio de tratamiento veterinario, una ejemplar de zorro culpeo (Lycalopex culpaeus), fue liberada por funcionarios del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) en su medio natural en la Reserva Nacional Nonguén, luego que fuera encontrada por guardaparques de CONAF con problemas de movilidad y en estado de desnutrición.

Una vez recibida la denuncia, un médico veterinario evaluó en el lugar a la ejemplar, determinando que se trataba de una especie juvenil, extremadamente delgada y lesionada en una de sus patas, con falta de movilidad en las extremidades traseras, siendo trasladado al Centro de Rehabilitación de la Universidad San Sebastián, donde se diagnosticó una fractura femoral, la cual fue tratada con métodos conservadores.

Luego de recibida el alta médica, el SAG determinó su liberación en la misma zona donde fue rescatada.

El gobernador de Concepción, Julio Anativia, destacó el trabajo colaborativo entre instituciones del Ministerio de Agricultura y una universidad que se preocupó de su rehabilitación.

Por su parte, el seremi de Agricultura, Francisco Lagos, recordó que esta cartera tiene entre sus focos de trabajo la mantención de los equilibrios del ecosistema.

Mientras que el Director Regional de CONAF, Francisco Pozo, valoró la posibilidad de que este zorro culpeo “regrese a su habitat y comience una nueva etapa”.

Su par del SAG, Iván Ramírez, reiteró el llamado a la ciudadanía a respetar la fauna silvestre y en caso de avistamientos en su hábitat natural, cuando éstos no presenten alguna lesión o problema de movilidad, “a no molestarlos, ya que la manipulación inadecuada y el cautiverio son un grave daño que se les provoca a estas especies”.

El zorro culpeo es una especie protegida por la Ley de Caza, su caza se encuentra prohibida en todo el país y es considerada una especie beneficiosa para la mantención de los ecosistemas naturales. Además, está catalogada como una especie escasa o inadecuadamente conocida en las zonas norte, centro y sur, y como fuera de peligro en la zona austral.