La Asociación Interamericana de Ingeniería Sanitaria y Ambiental (Aidis) destacó, en su revista institucional, a la reconocida investigación que desarrolló el Centro de Biotecnología de la Universidad de Concepción (CB-UdeC), durante el 2020: el estudio inédito en Chile sobre la detección del Covid-19 en aguas servidas.

Vale recordar que esto comenzó tras la invitación del Gobierno Regional de Ñuble, donde junto a la cartera de Ciencias, Tecnología, Conocimiento e Innovación del Gobierno de Chile, el CB-UdeC fue el encargado de ejecutar la indagatoria, conformando el Laboratorio de Diagnóstico Molecular de Microorganismos Ambientales.

La idea era detectar el virus en aguas servidas en determinados cuadrantes de la ciudad de Chillán, en base a las ventajas de detección temprana, previo a cualquier síntoma, que arroja el PCR en este tipo de muestras. Una vez realizado los hallazgos los resultados eran entregados a las entidades gubernamentales para la implementación de políticas públicas sanitarias.

De acuerdo a la revista de la Aidis “varios estudios han demostrado que aproximadamente el 15% de los pacientes presentan síntomas gastrointestinales. De hecho, el ARN del SARS-CoV-2 ha sido encontrado en las heces de pacientes asintomáticos y más de la mitad (53,9%) excretan el virus en las heces por largos períodos, en algunos casos 30 o más días después que el individuo haya dado un test negativo para muestras respiratorias”.

Sobre el trabajo que realizó el grupo de investigadores del Centro de Biotecnología el medio destacó que “entre el 01 de julio y 30 de septiembre de 2020, se colectaron muestras de efluentes de aguas servidas de dos residencias sanitarias: 1) Hotel Quinchamalí (El Roble N° 634, Chillán, Chile) y 2) Hotel Marina del Sol (Variante Nahueltoro N° 251, Chillán, Chile). Ambos con un nivel de hacinamiento medio, con aislamiento completo y número de pacientes diagnosticados con COVID-19 (en adelante referido como modelo control positivo). Además, con el objetivo de monitorear la carga viral de las aguas residuales de diversos cuadrantes de áreas sub-urbanas de Chillán, se seleccionaron algunos puntos de muestreo según criterios de vigilancia indicados por la SEREMI de Salud de la Región de Ñuble Chile para orientar la pesquisa de portadores de SARS-CoV-2”.

Sobre los resultados del estudio que encabezaron los investigadores del CB-UdeC, Dr. Homero Urrutia y el Dr. Cristian Gallardo “como era de esperar y debido a que contenían una población de personas infectada, el Hotel Quinchamalí y Hotel Marina del Sol (ambas residencias sanitarias), dieron positivo a SARS-CoV-2. se alcanzaron
magnitudes promedio de entre 2,405 ± 0,102 y 8,37 ± 0,11 unidades logarítmicas de ARN SARS-CoV-2cg/L, respectivamente (…)”, contempló la revista.

Revisa la revista aquí

Fuente: Centro de Biotecnología UdeC.