Haciendo eco del clamor de diversas organizaciones, los integrantes de la Comisión de Salud del Senado despacharon a Sala el proyecto que establece un estándar especial en relación con el manejo clínico y acompañamiento a madres y padres que hayan sufrido una muerte gestacional o perinatal.

La norma fue aprobada en particular por dicha instancia en su última sesión. En la oportunidad, los legisladores revisaron dos indicaciones presentadas por la senadora Marcela Sabat, las que establecen que el Ministerio de Salud (Minsal) deberá dictar una norma técnica para determinar acciones concretas para materializar esta norma en los centros de salud.

Proyecto

La propuesta, de autoría de las senadoras Marcela Sabat, Carolina Goic y Ena Von Baer, y el senador Rabindranath Quinteros, plantea obligar a los equipos de salud a “realizar acciones concretas de contención, empatía y respeto por el duelo de cada madre y padre que hayan sufrido una muerte gestacional o perinatal”.

En lo laboral, establece que “en caso de muerte de un hijo, todo trabajador tendrá derecho a diez días corridos de permiso pagado (…) Igual permiso se aplicará, por siete días hábiles, en el caso de muerte de un hijo en período de gestación”.

La idea es velar por el respeto de la ley de derechos y deberes de los pacientes haciendo énfasis en el concepto de trato digno, que debe considerar: lo emocional que se relaciona fundamentalmente con el ser tratado como persona (trato humano), la información durante la atención de salud, el derecho a contar con un médico comprometido/responsable y la atención oportuna.