Victoria de la centroizquierda en las gobernaciones regionales de Biobío y Ñuble. Rodrigo Díaz (IND) y Óscar Crisóstomo (PS) se impusieron en la segunda vuelta efectuada ayer y serán los primeros en desempeñar este inédito cargo a partir del 14 de julio.

En Biobío, Rodrigo Díaz se impuso a Flor Weisse con la segunda mayoría porcentual a nivel país (71,36%). Tras confirmarse el triunfo, y frente a sus adherentes en Plaza España, Díaz sostuvo que “no descansaré ni un minuto en dignificar la función política”.

El gobernador electo resaltó algunos hitos de la Región del Biobío a lo largo de su historia y recalcó que la principal demanda es mejorar la calidad de vida de sus habitantes. “No queremos menos que Santiago, queremos lo mismo (…) No vamos a seguir aceptando que un puente de 30 metros se construya en cinco años”, apuntó.

En esta línea, indicó que en la Región “no vamos a financiar los déficits presupuestarios de los ministerios” y planteó a los candidatos presidenciales que cualquier apoyo será negociado a partir de medidas como duplicar los recursos destinados a los gobiernos locales.

Diaz indicó además que formará comisiones asesoras para la elaboración de políticas públicas en materia ambiental, crecimiento productivo, equidad de género y otras, la que serán constituidas por “personas con distintas experiencias”.

Asimismo, en su primer discurso, planteó la necesidad de que la próxima constitución termine con la figura “exótica y sui generis” del Delegado Presidencial, que coexistirá con los Gobernadores Regionales al menos durante el actual periodo.

Ñuble: Crisóstomo llamó a la “amistad cívica” para conducir la región

En Ñuble, en tanto, el socialista Óscar Crisóstomo se impuso por el 52,95% de las preferencias al UDI Jezer Sepúlveda.

Crisóstomo agradeció a quienes apoyaron su candidatura como “la oportunidad para que Ñuble tomara una senda distinta”.

El gobernador electo adelantó algunos aspectos de su trabajo durante la etapa de transición con miras al 14 de julio, señalando que el suyo es un proyecto que busca conducir la región “con amistad cívica”.

La segunda vuelta de gobernadores regionales arrojó además los triunfos de Jorge Díaz (DC, Arica), José Miguel Carvajal (FA, Tarapacá), Ricardo Díaz (IND. Unidad Consttuyente, Antofagasta), Miguel Vargas (IND, Atacama), Krist Naranjo (IND. Ecologista, Coquimbo), Claudio Orrego (DC, Metropolitana), Pablo Silva (PS, O’Higgins), Cristina Bravo (DC, Maule), Luciano Rivas (IND. Chile Vamos, Araucanía), Luis Cuvertino (PS, Los Ríos) y Patricio Vallespín (DC, Los Lagos).

Junto a Rodrigo Mundaca (FA, Valparaíso), Andrea Macías (PS, Aysén) y Jorge Flies (IND. Unidad Constituyente, Magallanes), elegidos en primera vuelta, serán los primeros gobernadores regionales en la historia de Chile.