Rodrigo Díaz, gobernador electo por la Región del Biobío, se reunió esta mañana con los alcaldes electos de la región y, después, con el presidente del Consejo Regional, Patricio Lara, y los consejeros jefes de bancada; con el fin de aunar voluntades de cara al inicio de su gestión, el próximo 14 de julio.

“Tuvimos una reunión muy grata con los alcaldes de la región, conversamos sobre crear oficinas del Gobierno Regional en las provincias de Arauco y de Biobío, donde haya espacios para los consejeros regionales y también para funcionarios que apoyen el trabajo de los municipios en formulación de proyectos. También conversamos acerca de la revisión de todos aquellos proyectos que han estado detenidos por mucho rato, o que han sido presentados y que no han sido enviados al Ministerio de Desarrollo Social (…) hablamos sobre la firma de convenios de proyectos que han sido aprobados hace mucho tiempo por los consejeros regionales y que llevan, en algunos casos, más de un año sin haber sido debidamente tramitados”, detalló Díaz.

Respecto de la reunión con los cores, Díaz, destacó la posibilidad de “sostener una conversación muy republicana”. En esta cita se abordaron temas como la situación de distintos proyectos, el aumento de los número de cores, de 22 a 28, la creación de tres nuevas divisiones del Gobierno Regional que están interactuando con el Consejo, entre otras materias.

“Qué vamos a hacer con la Estrategia Regional de Desarrollo que fue actualizada el 2019, pero que no se aplicó en la actualización tras el estallido social y que quedó de lado. Hay que crear algunas políticas de equidad de género, de desarrollo productivo, de cuidado ambiental que me interesa trabajar junto con el consejo e invitar a personas de la sociedad civil que puedan colaborarnos en esa función. Y ver desde lo presupuestario cómo ocupar los recursos del Gobierno Regional para las prioridades y no para subsidiar los déficits presupuestarios que tienen distintos ministerios”, recalcó la autoridad electa.

Finalmente, el presidente del Core, Patricio Lara, afirmó que “es muy importante reunirnos con el gobernador electo que en unos días más va a tomar posesión de su cargo, por la importancia que tiene este nuevo cargo en la descentralización (…) Esta primera reunión es protocolar y con los jefes de bancadas, después iremos viendo un programa de reuniones junto al nuevo gobernador para poder también irse interiorizando de parte del trabajo que hemos realizado, que él conoce muy bien por los cargos que ha tenido y por el conocimiento que tiene de la región”.