Una amplia ventaja obtuvieron en la Región del Biobío los dos ganadores de la primaria presidencial celebrada este domingo: Gabriel Boric (Apruebo Dignidad) y Sebastián Sichel (Chile Vamos).

Boric se impuso por el 67,27% de las preferencias a Daniel Jadue, quien alcanzó un 32,73%. Sichel, por su parte, obtuvo un 49,29%, y fue seguido por Joaquín Lavín (30,96%), Mario Desbordes (11,8%) e Ignacio Briones (7,94%).

Los comandos locales de ambas candidaturas celebraron al final del día sus triunfos y adelantaron que con miras a la primera vuelta presidencial, el mayor desafío es ampliar su base electoral, convocando a la mayor diversidad posible.

Rodrigo Castillo, vocero del comando de Gabriel Boric, manifestó que la alta participación registrada en la primaria de Apruebo Dignidad (118.267 votos en Biobío), “da cuenta de ansias de cambio urgentes de parte de la ciudadanía, de confianza en el trabajo del bloque y esperamos responder a esa responsabilidad”.

El representante del FA planteó que “gran parte de la ciudadanía de la región ha visto en este espacio en donde confiar, un espacio transformador” y apuntó a la necesidad de renovar la política regional.

El llamado, aseguró Castillo, es “a todos los sectores sociales que estén por las transformaciones que el país requiere”.

En Apruebo Dignidad señalaron además que una lista parlamentaria común es “lo más lógico” ya que “no se puede llevar a cabo un gobierno de transformaciones sólo desde la presidencia”.

En tanto que desde Chile Vamos, el coordinador de la campaña de Sebastián Sichel en Biobío, Sergio Giacaman, destacó el triunfo de una candidatura “de renovación, futuro, convocatoria y convicción” y sostuvo que en el bloque oficialista defenderán “las ideas de la libertad”.

El ex intendente regional valoró positivamente la capacidad del candidato de convocar apoyos transversales dentro y fuera de la coalición. “Creo que los candidatos tienen que ser personas capaces de convocar y congregar y claramente una característica de Sebastián es esa (…) es capaz de atraer a personas que creen en la meritocracia, en la libertad, en la capacidad de elegir”, expresó.

Respecto de la lista parlamentaria que acompañe al candidato, Giacaman planteó la necesidad de llevar “los mejores nombres”, sin embargo, no quiso adelantar sus intenciones, a pesar de que a fines de 2020 renunció a la Intendencia declarando su disponibilidad para postular al Congreso. “No me cabe ninguna duda de que Sebastián va a ser capaz de congregar, de construir buenos equipos y lo mejor para el país”, manifestó.

Con 230.545 votos, la participación regional en esta primaria superó con creces la registrada en 2017, cuando sufragaron 192.926 personas, en una división territorial que aún consideraba a Ñuble como parte de Biobío.