Una de las demandas ciudadanas que generó el actual proceso constituyente fue la participación activa y directa en distintos procesos políticos. Eso, sumado a una grave crisis de confianza en las instituciones, como el propio Congreso, derivó en la creación de artículos en la propuesta de Nueva Constitución que permiten, por un lado, la legislación de iniciativas que surjan desde la propia ciudadanía y, por otro, votar, a través de plebiscitos vinculantes, normativas claves para el país.

La Constitución actualmente vigente plasmó en Chile una “democracia protegida y autoritaria”. La Junta Militar justificó la necesidad de esta concepción de democracia señalando que la “democracia liberal” de la Constitución de 1925 habría sido una de las causas fundamentales del caos institucional que se vivía antes de su intervención en 1973.

El Artículo 151 de la propuesta de Nueva Constitución plantea que “En Chile, la democracia se ejerce en forma directa, participativa, comunitaria y representativa”. Además, “es deber del Estado promover y garantizar la adopción de medidas para la participación efectiva de toda la sociedad en el proceso político y el pleno ejercicio de la democracia”.

Sobre esta participación popular y ciudadana, en Nuestra Pauta conversamos con la politóloga y académica del Departamento de Administración Pública y Ciencia Política Jeanne W. Simon, quién destacó en primer lugar la participación paritaria de mujeres en los distintos órganos del Estado.

En cuanto a la propuesta, Simon destacó la posibilidad de que distintos grupos puedan generar iniciativas populares de ley. Eso sí, aclaró, “ponerlo en discusión es un tema y que se aprueben [estas normas populares] es otro tema”.

Por otro lado, así como la ciudadanía puede proponer iniciativas de ley, también tendrán la facultad de impulsar la derogación de una ley en particular. En ese sentido, la académica puso como ejemplo la polémica Ley de Pesca.

La especialista también se refirió al tema de fondo que se busca con esta participación incidente y vinculante: la profundización de la democracia en la sociedad. “Los mismos referendos abren espacios para que la ciudadanía se organice y esto, a su vez, deriva en que vivamos la democracia día a día y no solo cuando haya elecciones”.

Jeanne W. Simon también puso en relieve esta participación directa como una demanda desde las regiones y, al mismo tiempo, una respuesta al proceso de descentralización del poder y desconcentración del conocimiento en Chile.

Finalmente, la politóloga y académica UdeC, en relación al hito de entrega de la propuesta final de Nueva Constitución al Presidente de la República, y a través de él a todo el pueblo de Chile, indicó que el trabajo hecho por las y los constitucionales dejará una marca histórica, “en la que simples personas han participado en la construcción de una nueva democracia que busca incluir a toda la ciudadanía, incluidas sus diferencias”.

Asimismo, llamó a que el debate previo al Plebiscito de Salida para aprobar o rechazar la Nueva Constitución sea informado y basado en el texto entregado durante esta jornada.

Escucha aquí la entrevista completa con la politóloga y académica del Departamento de Administración Pública y Ciencia Política Jeanne W. Simon.

 

Conoce más de la propuesta de Democracia Directa y Participación Popular en las siguientes cápsulas: