El programa del Presidente electo Gabriel Boric plantea, en materia de cultura, «transformaciones democratizadoras en la institucionalidad actual, y fomentar una educación artística integral que permita la circulación de saberes y conocimientos sensibles hoy invisibilizados por programas y mallas curriculares orientadas a la competencia».

Los cuatro ejes

Las propuestas en este ámbito están agrupadas en cuatro ejes. En primer lugar, el desarrollo de «programas de cultura comunitaria innovadores», como Puntos de Cultura, en los que colectivos artísticos, sitios de memoria, y comunidades se articulan en pos de una identidad común.

Un segundo eje es «Transformación institucional y fiscal», aumentando los recursos del Ministerio al 1% del presupuesto nacional durante el próximo Gobierno, y la reestructuración de los fondos de cultura como mecanismo de financiamiento. También plantean «un diálogo social vinculante con las organizaciones sindicales y gremiales del sector», especialmente afectadas por el impacto de la pandemia.

El cuarto punto es el impulso a «una educación artística integral e intercultural, con un enfoque territorial y colaborativo». En este sentido, se propone actualizar el Plan Nacional de Artes en la Educación, una línea especial de trabajo de desarrollo creativo y artístico para infancia vulnerada, la actualización de mallas curriculares de las carreras docentes y el potenciamiento de Centros de Creación (Cecrea), entre otros aspectos.

Las voces regionales

Claudia Muñoz Tobar, Vicerrectora de Relaciones Institucionales y Vinculación con el Medio de la Universidad de Concepción, sostuvo que a partir de «la misión que tiene la Universidad en el desarrollo cultural de la región y del país», a través de la Dirección de Extensión, la Corporación Cultural (Corcudec) y el Centro de Extensión Cultural Alfonso Lagos (Cecal), uno de los principales desafíos es «la mejor distribución de los recursos para actividades y proyectos culturales (…) hay una concentración de los recursos destinados a la cultura en la Región Metropolitana».

La Dra. Muñoz recordó que en los últimos años los agentes culturales han debido movilizarse para evitar el recorte de presupuesto para el Ministerio de las Culturas y señaló además que es urgente resolver la precariedad en la que se encuentran estos agentes, afirmando que «debe entenderse que es un trabajo, no sólo entretenimiento, y eso pareciera que no está tan claro en nuestros valores».

Una visión similar expuso Pablo Gaete, director regional de la sede de Balmaceda Arte Joven, para quien el aumento del presupuesto en cultura es una «noticia esperanzadora» que responde a la demanda histórica del sector y «permite imaginar otros programas, acciones, ampliar la cobertura y desarrollar más actividad en regiones».

Gaete destacó la oportunidad que se abre para las organizaciones culturales acompañando el proceso de recuperación de espacios públicos, elemento clave del programa de gobierno de Gabriel Boric. «En el mensaje del Presidente electo se enfatiza mucho el tema de los barrios, de los espacios públicos, y ahí la cultura y el arte tienen una tremenda oportunidad de aportar», declaró.

Finalmente, respecto de las relaciones con las futuras autoridades, la Vicerrectora Muñoz afirmó que «una aspiración que tenemos en la Universidad y en nuestros brazos culturales institucionales es trabajar mejor o de manera coordinada con el Ministerio de Cultura y que este trabajo se realice con las organizaciones culturales».

El detalle de las propuestas, que además consideran las áreas de Patrimonio y Medios de Comunicación, está disponible en https://boricpresidente.cl/propuestas/cultura/