El concurso StartUp Ciencia dio a conocer sus resultados para la versión 2022 y, de un total de 67 propuestas seleccionadas, siete provienen de la comunidad de la Universidad de Concepción, lo que corresponde a más del 10% de las adjudicaciones a nivel nacional.

Para felicitarlos por este logro y para ofrecer el apoyo del ecosistema UdeC, los equipos beneficiados se reunieron con las directoras ejecutivas de la Plataforma de Negocios Tecnológicos Incuba UdeC y de la Oficina de Transferencia y Licenciamiento, Beatriz Millán Jara y Andrea Catalán Lobos.

El Start Up Ciencia, programa de la Subdirección de Investigación Aplicada de la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo, ANID, entrega un financiamiento cercano a los $120 millones, con un plazo de ejecución de doce meses.

Esta versión del concurso estuvo muy competitiva y las casi setenta propuestas que resultaron seleccionadas a nivel nacional son realmente innovadoras, por lo que tener en la UdeC más del 10% de ellos es motivo de orgullo para nosotros”, explicó Beatriz Millán. “Ellos están dentro de los top en proyectos de emprendimiento científico a nivel nacional”.

La directiva enfatizó que “ejecutar (el proyecto) es un desafío gigante, que ustedes ahora tienen por delante, así que nuestro deseo es que les vaya muy bien, que logren escalar sus tecnologías y decirles que cuenten con nosotros, en los que los podamos apoyar, que confíen en nosotros, como sus socios en este desafío”.

En tanto, Andrea Catalán explicó que un comité asesor hará seguimiento del desarrollo de los proyectos. “Nos interesa acompañarlos en este desafío de maduración y validación tecnológica, entregándoles apoyo y acceso a redes que le permitirán avanzar adecuadamente en la ruta tecnológica y en la ruta comercial”, sostuvo y enfatizó que cinco de estas iniciativas involucran propiedad industrial UdeC.

En el caso de las iniciativas que usan Propiedad Intelectual UdeC, se les ha entregado la posibilidad de usar la tecnología con el fin de madurarla y alcanzar niveles de TRL (technology readiness level) lo más cercanos al mercado. Por este motivo, queremos acompañarlos y poder estar atentos a los hitos que se vayan cumpliendo y así poder negociar con información de primera fuente y de forma oportuna, los contratos de licencia que se deban formalizar para el ingreso al mercado”, afirmó Catalán.

Las y los seleccionados UdeC

Los siete emprendimientos innovadores y disruptivos que fueron seleccionados por Start Up Ciencia tienen en común vincularse de una u otra forma al ecosistema de i+e de la Universidad de Concepción.

Los proyectos son:

Gabriela Villouta de Bioproc explicó que postular a este fondo “fue un desafío potente, es un formulario extenso, con mucha base científica. Es el resultado también de un trabajo de años de investigación, de constancia y de búsqueda de negocios. Así que para nosotros en estos momentos se nos viene como anillo al dedo, y creemos que es fundamental estar acompañados de incubadoras o aceleradoras que tengan las capacidades para apoyar en estos momentos este tipo de emprendimientos, porque los emprendimientos de base científico-tecnológica, por lo general, tienen un proceso más lento de pilotaje, por lo que su curva del valle de la muerte es bastante más extensa”.

En este sentido, Gabriela destacó que “se necesita un apoyo fundamental en la parte económica, tributaria, en la visión de negocio que, si bien está presente en cada equipo, siempre es bueno tener apoyo de mentores y de personas con experiencia. Es fundamental generar redes, apoyarse, el poder generar estas conversaciones es muy importante”.

En tanto, Katherine Sossa de Algafex, biodesinfectante de alimentos producido a partir de algas marinas que ya ha sido exitosamente probado en berries, explicó que, “como académicas, para nosotras, todo lo del emprendimiento es un mundo nuevo, por lo que el apoyo que nos mostraron tanto de Incuba como de OTL que nos mostraron en la reunión, nos va a ayudar y apoyar en todo el proceso de convertirnos en emprendedoras”.